Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Historia de la Avenida Capital de Euskadi: las vías del tren iban a desaparecer pero se ampliarán e invadirán la calle

El Gobierno vasco ha reclamado a Fomento que incorpore "muros" y reduzca la anchura total del pasillo ferroviario en Arkaiate y Larrein

Imagen aérea de edificios frente a las vías del tren en la Avenida Capital de Euskadi /

El Ayuntamiento de Vitoria le puso a la calle el nombre de Avenida Capital de Euskadi y le puso ese nombre porque iba a ser un símbolo de la nueva Vitoria del siglo XXI. Esta es la calle que nace en Salburua y termina en Arkaiate y Larrein, la calle -rodeada de edificios de viviendas y donde se abrirá el colegio Errekabarri- por la que ahora mismo pasan las vías del tren.

Fue bautizada con el nombre de Avenida Capital de Euskadi porque las instituciones -el Ministerio de Fomento, el Gobierno vasco, la Diputación y el Ayuntamiento de Vitoria- habían acordado que las vías no iban a pasar por allí y serían soterradas por la circunvalación norte, de forma que la Avenida Capital de Euskadi se convertiría en un corredor verde desde el que se iba a conectar a Salburua con Zabalgana. 

De hecho, el barrio fue diseñado por el Ayuntamiento de Vitoria con ese horizonte en mente. Sin embargo, las instituciones dicen ahora que el tren seguirá circulando en superficie por la mayor parte de esa calle: desde el cruce con Bulevar de Salburua hasta Arkaiate y Larrein. Y el tren no va a seguir en las mismas condiciones. Habrá más convoyes, más mercancías, lo que preocupa a los vecinos por el impacto de ruidos y vibraciones.

Pero es que además según un documento del Gobierno vasco que resume las alegaciones que ha presentado al Ministerio de Fomento -al que ha tenido acceso la CADENA SER- el trazado por el que pasa el tren se va a ensanchar tanto que va a invadir la Avenida Capital de Euskadi durante casi un kilómetro de su recorrido, durante 975 metros.

"La nueva plataforma ferroviaria invade la Avenida Capital de Euskadi por completo en la margen derecha y parcialmente en margen izquierda", explica el Gobierno vasco en sus alegaciones.

Y es que si ahora frente a los edificios de Arkaiate y Larrein pasan dos vías de tren, en el futuro el plan es construir una playa de vías: 3,  4 e incluso 5 vías en función del tramo de la calle. 

El Gobierno vasco ha reclamado a Fomento ajustar el proyecto al trazado de la planta "y estrechar la sección transversal, incorporando muros y reduciendo la anchura total del pasillo ferroviario para no invadir la avenida por ninguno de los dos lados".

Imagen del estudio informativo del soterramiento en la que se ve cómo la ampliación de vías del tren invade la Avenida Capital de Euskadi entre Arkaiate y Larrein / MINISTERIO DE FOMENTO

Pantallas con voladizos para combatir el ruido

El Gobierno vasco también lanza una batería de propuestas para intentar mitigar el ruido que provocará el aumento del número de trenes de pasajeros y mercancías en Salburua y Zabalgana. El departamento de Desarrollo Económico reclama que las pantallas acústicas propuestas por Fomento no sólo se pongan frente a los edificios ya construidos, también frente a espacios públicos y parcelas sin consolidar.

El Gobierno quiere además que las pantallas incorporen unas viseras o voladizos en su parte superior y que su altura "no supere el valor límite admisible en relación a ninguna de las plantas de los edificios residenciales colindantes".

También hay una propuesta para que las pantallas tenga un diseño que permita "una mayor integración paisajística".

Y pide además que "se estudie el efecto túnel en las bocas de salida del soterramiento del ferrocarril" en la zona de las Conchas y en Bulevar de Salburua.

MÁS DE 10.000 ALEGACIONES CIUDADANAS

Gasteiz Batu, la plataforma surgida en los barrios de Zabalgana, Salburua, Arkaiate y Larrein, entregó este pasado jueves 10.645 alegaciones ciudadanas en las que solicitan al Ministerio de Fomento que no apruebe el actual proyecto y redacte uno nuevo con varias alternativas que puedan dar respuesta a toda la ciudad.

Según las alegaciones presentadas, el proyecto "genera perjuicios en la vertebración y calidad de vida, especialmente en una parte de la ciudad, Salburua y Zabalgana en la que la vía no se soterra".

Esta plataforma ha entregado también una alegación técnica de unos 100 folios en la que alerta de incumplimientos legales en el proyecto y denuncia que los estudios sobre el impacto de ruidos y vibraciones son incompletos y en algunos inexistentes. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?