Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El palacio de Gosálvez, el Versalles de la Mancha, pide ayuda para su restauración

Ubicado entre Casas de Benítez (Cuenca) y Villalgordo del Júcar (Albacete), este edificio abandonado está en la lista roja del patrimonio español

Palacio de los Gosálvez, en Casas de Benítez (Cuenca). /

En el límite de las provincias de Cuenca y Albacete, entre Casas de Benítez y Villalgordo del Júcar, se ubica el palacio de los Gosálvez, un edificio de estilo francés versallesco en estado de ruina. Está incluido en la lista roja del patrimonio de Hispania Nostra y un grupo de ciudadanos lucha por su restauración, entre ellos la Asociación de Amigos del Palacio de Gosálvez. En Hoy por Hoy Cuenca hemos hablado con su presidente, Pedro Pablo Correas.

Entrevista con Pedro Pablo Correas en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

El palacio se encuentra en el término municipal de Casas de Benítez, en Cuenca, junto al río Júcar que hace frontera por aquí con la provincia de Albacete. Al otro lado del cauce estamos ya en el pueblo albaceteño de Villalgordo del Júcar.

Los vecinos de ambos pueblos sienten un especial afecto por este inmueble que se comenzó a construir en 1902 por orden de Enrique Gosálvez y Fuentes Álvarez. Se ubicó junto a un complejo industrial activo desde mediados del siglo XIX que incluía una papelera, una fábrica de conservas, otra de harinas y una destilería. También se levantaba en este lugar la aldea de Las Casillas donde vivían los trabajadores.

El palacio está rodeado de jardines ornamentales. / Amigos del Palacio de Gosálvez

Como explica Pedro Pablo Correas, presidente de la Asociación de Amigos del Palacio de Gosálvez, “el edificio, rodeado de jardines ornamentales, destacaba por su estilo versallesco en medio de la Mancha”.

De todo ello solo quedan ruinas. En los años 30 del siglo XX la papelera se trasladó al País Vasco y poco a poco el complejo industrial se fue abandonando. “Ya en los años 60, los Gosálvez, aquejados de un problema de endogamia y sin descendencia, abandonan el palacio”, explica Correas.

En 1993 el palacio fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de monumento y en 2006 fue comprado por la familia Núñez Ruiz, empresarios hosteleros de la cercana localidad albaceteña de La Roda que no han llegado a invertir en el inmueble, “pero que estarían dispuestos a cederlo para uso público durante 65 años a cambio de una inversión pública para su restauración”, apunta Correras.

El palacio está declarado Bien de Interés Cultural con categoría de monumento desde 1993. / Hispania Nostra

La Diputación de Cuenca notificó la pasada primavera destinar un millón de euros para el palacio de los Gosálvez. Tras las elecciones, el nuevo equipo de Gobierno provincial ha comunicado que revisarán las inversiones anunciadas.

El palacio destacaba por su estilo versallesco en medio de la Mancha. / Hispania Nostra

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?