Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Conciencia de barrio

La Asociación de Vecinos Allendeduero quiere ampliar su variada oferta de actividades con el taller 'Conozcámonos: una foto, una vida'

Seded de la asociación /

La Asociación de Vecinos Allendeduero ultima los preparativos del comienzo de un nuevo curso que se presenta con unos datos espectaculares. 773 familias están vinculadas actualmente a este colectivo, que tiene una amplia oferta de actividades. No es necesario apuntarse previamente en una veintena de ellas, a las que podría sumarse esta temporada una nueva que se plantea con el título de ‘Conozcámonos: una foto, una vida’. Se trata de una original propuesta que invita a compartir con otras personas una imagen que tenga un cierto contenido emocional para quien la aporta, que podría servir como elemento para estrechar más los vínculos entre los vecinos del barrio. “Se trata de traer cada uno una foto que le traiga algún tipo de recuerdo especial o le provoque algún sentimiento, para contarlo y que los demás puedan interactuar a partir de esa foto para y conocernos, porque a veces nos conocemos sólo las caras, pero no nuestros pensamientos o nuestra manera de sentir”, explica Olga Ferreiro, la presidenta de la asociación.

Entre la oferta de actividades, hay lecturas, un taller de relaciones sanas, de salud integrativa, ajedrez, meditación, biblioteca, cine fórum, yoga kundalini, cuencos tibetanos, juegos de rol y magic, reiky o una red de apoyo a la crianza. La asociación sigue intentando formar un coro del barrio, que podría tomar cuerpo si encuentra un director. También está buscándolo para el taller de interpretación teatral, que el año pasado tuvo un éxito considerable. “Nos hemos quedado sin monitor por temas funcionales, entonces va a seguir funcionando con las alumnas, porque están encantadas de poder seguir adelante y si aparece algún monitor podríamos seguir avanzando y creciendo con este taller, que ha sido fantástico”, comenta la presidenta.

Las actividades para las que es necesaria la inscripción son las de ABN Matemáticas, yoga, tejido, manualidades, reflexología, conversaciones en inglés y francés. Las más exitosas son las relacionadas con el ámbito espiritual, que tienen lista de espera. “Es muy difícil ampliar estas actividades, porque todos sabemos que en esta asociación tenemos un grave problema de espacio”, lamenta Ferreiro.

Entre otras actividades, la asociación cuenta con un incipiente grupo de trabajo de viajes para fines de semana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?