Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Agredido por llamar la atención a dos jóvenes que desmontaban una valla de obra

La víctima, el presidente de la asociación de mayores de la ciudad, grabó el sonido de la agresión en su móvil

Cornellá recibió un golpe en la cabeza y tras caer al suelo recibió patadas en la espalda, causandole moratones y magulladuras. /

Un golpe en la cabeza, la patilla de las gafas clavada en la cara, y numerosos moratones en la espalda, son el resultado de la agresión. Marcelo Cornellá, presidente de una asociación de mayores de Fuenlabrada, pidió a dos jóvenes, un chico y una chica, que no retiraran la seguridad de unas vallas de obra, colocadas para prevenir que alguien se callera en una zanja de un metro y medio, pero nunca pensó que esto acabaría en una agresión. Uno de los jóvenes le golpeó en la cabeza y le tiro al suelo propinandole patadas cuando vio que llamaba a la Policía.

Una aplicación en el móvil para grabar llamadas le permitió al presidente de esta asociación, ACUMAFU, recoger el sonido del momento en que es agredido por uno de los dos jovenes. En ella se puede escuchar a Cornellá llamando a la policía local para dar cuenta del caso y como la amiga del agresor gritaba y pedía que no le golpeara. Un testimonio que impacta. El presidente de la asociación asegura que se instaló esta aplicación, que graba las llamadas automáticamente, por las gestiones legales relacionadas con la asociación que realiza y para "evitar problemas o confusiones". Ahora le ha servido para tener el testimonio sonoro de un incidente que le llevó al hospital tan solo por recriminar una conducta incívica.

Los hechos ocurrían a las cinco y media de la tarde de este jueves cuando pasaba por la calle Francisco Javier Saquillo, a la altura del número 22. Allí comprobó como  unos jóvenes quitaban las bridas de seguridad que unían las vallas de una obra y los sacos terreros situados en la base. Al ver esto, Cornellá les recriminó lo que estaban haciendo, a lo que le contestaron que “no era nadie para llamarles la atención”. Ante esta actitud, decidió contactar con la Policía Local para denunciar el caso y fue cuando, estando de espaldas recibió un golpe en la cabeza y un empujón que le tiró al suelo, allí el chico, que fue quien le agredió, empezó a darle patadas por todo el cuerpo, mientras la chica gritaba intentando que no lo hiciera.

La agresión hizo que varios vecinos de la calle salieran para ayudar a Cornellá provocando la huida de los jóvenes. Tras la llegada de los agentes y de la ambulancia, fue trasladado al hospital donde comprobaron que no tenía nada de consideración. Ahora se recupera en su casa, con el cuerpo dolorido y toda la espalda amoratada. Dice que volvería a hacerlo, “pero de otra manera”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?