Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La situación mejora en la Vega Baja pero se sigue desalojando a personas

En las últimas horas se han desalojado dos campings en Crevillente y Guardamar. Una nueva rotura en la mota del Segura ha desatado la preocupación en Almoradí y la CHS trabaja para tapar esa salida de agua

Vecinos de Orihuela limpian sus casas y negocios anegados por la avenida de agua povocada por el desbordamiento del río Segura tras el paso de la Gota Fría en la Comunidad Valenciana / ()

La ausencia de lluvias en la provincia de Alicante está mejorando la crítica situación que viven los municipios de la Vega Baja que han sido devastados por el temporal DANA. Gracias a ello, han bajado los niveles de agua en las calles lo que ha permitido a los servicios de Emergencias suministrar alimentos y medicamentos a las personas que no podían acceder a ellos.

Actualmente el Centro de Coordinación de Emergencias ha puesto fin a la preemergencia por lluvias y tormentas en toda la Comunitat Valenciana. Se mantiene la emergencia en Situación 2 por inundaciones en Orihuela y en Situación 1 en la provincia de Alicante. 

Una de las calles de Orihuela totalmente anegada / MORELL (EFE)

Algunos municipios de la comarca ya van recuperando sus servicios más básicos. El suministro de luz se ha restablecido en el municipio de Almoradí, mientras que la localidad de Dolores ha recuperado el servicio de telefonía fija y móvil.

La principal preocupación durante este domingo ha sido una nueva rotura en la mota del río Segura, junto a la anterior en el puente que une Algorfa con Almoradí. Se ha desalojado a una parte de la población de Almoradí y a parte de los vecinos de Dolores.

El Centro de Emergencias de la Generalitat ha asegurado que finalmente no ha sido necesario evacuar la pedanía de Heredades, como se había anunciado en un principio ya que el nivel de agua desaguada en la zona no ha sido tan preocupante como se esperaba.

Vecinos de Orihuela limpian sus casas y negocios / MORELL (EFE)

En Almoradí, los accesos por carretera han mejorado durante la mañana de este domingo. Las vías siguen estando muy anegadas y la circulación es muy lenta todavía. De hecho, en un primer momento, la Policia Local ha informado de que el acceso por la AP7 por Dolores quedaba abierto pero el bloqueo de la carretera no permitía el paso de los vehículos de Emergencias.

Minutos después, se ha vuelto a cerrar el acceso por la AP7 desde Almoradí - Dolores dirección Torrevieja y desde el Ayuntamiento de la localidad piden que se facilite el paso de los vehículos prioritarios, especialmente los camiones que transportan material de las canteras. Asimismo el consistorio pide a la población que no utilice las vías si no es de extrema urgencia.

En esta localidad esta mañana se ha instalado una nueva cuba para el abastecimiento de agua potable.

El Inspector Jefe del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, Pepe Rubio ha explicado que este domingo han recibido muchos menos avisos que ayer y confía en que el problema de Almoradí se solucione pronto porque "la rotura de la mota es pequeña". Espera también que pronto se cierren las compuertas del embalse de Santomera para que baje el nivel del agua.

Se van abriendo carreteras

Un total de ocho carreteras de la Vega Baja, pertenecientes a la red provincial de la Diputación de Alicante, ya han sido habilitadas al tránsito. Otras trece aún están cerradas a la circulación por inundación y desprendimientos.

Entre los viales por los que ya pueden rodar vehículos se encuentran el de Elche a Crevillent por Matola (CV-875); Catral a Albatera (CV-909); La Murada a Los Vives (CV-872); Acceso a La Matanza (CV-867); Orihuela a Santomera por La Matanza (CV-868); Benferri a La Matanza (CV-869); Mos del Bou a La Murada (CV-871) y Bigastro al LP. de Murcia por Hurchillo, Arneva y El Mojón (CV-923).

 El resto de viales de la zona sur que todavía están incomunicados al tráfico se centran fundamentalmente en las localidades de San Fulgencio, Dolores, Los Montesinos, Almoradí, San Miguel de Salinas o Daya Nueva, entre otras.

Desalojos en campings de Crevillente y Guardamar del Segura

Esta madrugada han tenido que ser desalojadas de forma ordenada y sin heridos 1.500 personas de un camping en Crevillente a causa de una crecida de aguas.

El alcalde de la localidad, Jose Manuel Penalva ha explicado que "en la tarde del sábado detectamos que se estaban inundando algunas parcelas dentro del camping y la primera decisión que se tomó fue reubicarlos pero cuando el agua llegó a las zonas de evacuación entendimos que había que desalojarlo por prudencia". 

Añade Penalva que "el desalojo se produjo con total normalidad dentro del operativo de evacuación". 310 campistas que no tenían donde ir fueron trasladados al pabellón Félix Candela, donde Cruz Roja estableció un albergue provisional.

En Crevillente, la crecida de las aguas ha afectado también a las fincas Rincón de los Pablos, las Casicas y San Felipe pero sin incidencias destacables.

Por otro lado, este domingo se ha desalojado otro camping en Guardamar del Segura de forma preventiva por la crecida del río y por el riesgo de que se produzca una avenida de agua.

Casi 3.000 personas rescatadas en los últimos cinco días

La Guardia Civil ha auxiliado a 2.716 personas en la provincia en los últimos cinco días además de 231 vehículos y 17 animales.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha advertido de que las lluvias de estos días en la Vega Baja provocadas por la Depresión Aislada en Niveles Altos de la Atmósfera (DANA) "probablemente sean las más catastróficas en 140 años en la comarca, desde octubre de 1879".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?