Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Máxima condena de cárcel para el estafador berciano de coches de lujo

La Audiencia de León impone seis años de prisión al propietario de MIME CARS, F.S.P, de 42 años

Foto archivo /

La Audiencia provincial de León ha condenado a seis años de prisión al bembibrense F.S.P, de 42 años, como autor de un delito continuado de estafa que ejercía con la venta fraudulenta de coches de lujo a través de un concesionario familiar ubicado en el barrio ponferradino de Fuentesnuevas.

La denuncia la interpuso como acusación particular una empresa de automóviles vallisoletana, Porsmistral, a la que debían haber llegado tres vehículos marca Porsche por los que habían entregado 151.000 euros y que sin embargo acabaron en un concesionario de Portugal, según reconoció el imputado en la vista oral celebrada el pasado mes de marzo y en el que ejerció de acusación pública, el Ministerio Fiscal.

En el juicio se conoció que el acusado utilizaba el concesionario familiar pero recibía los pagos a través de la empresa MIME CARS, que él mismo había creado y desde la que vendió el mismo vehículo a varias personas simultáneamente, alguno hasta cuatro veces, lo que le reportó unos beneficios que rondaban los 86.000 euros. Subdelegación del Gobierno apuntó, en su día, que se habían detectado un total de 15 estafas y se habían recuperado varios vehículos, todos ellos de gama media-alta. Parte de ellos habían quedado en poder de los compradores de buena fe en calidad de depósito a disposición de la autoridad judicial. El letrado de la acusación particular, Diego García García, explica a estos micrófonos que "el acusado primero se ganó la confianza de sus defendidos con el claro objetivo de estafarlos".

En la sentencia se tiene en cuenta como agravante la circunstancia de reincidencia, puesto que el juzgado de lo penal de Ponferrada le había considerado autor de otro delito de estafa en 2014 y le había impuesto una pena de un año de cárcel que pudo sustituir por Trabajos en beneficio de la comunidad.

Es, dice el letrado de Porsmistral, una sentencia satisfactoria porque le condenan a la máxima pena posible y se consideran probados todos los hechos denunciados.

Además de cubrir con los intereses la indemnización de 151.000 euros que se corresponde con la cantidad entregada por Porsmistral Valladolid, el condenado tendrá que afrontar una multa de diez euros al día durante un año, con responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no pagadas de multa.

El acusado ya ha presentado recurso de apelación en el TSJ, cuya revisión está prevista para el día 23 septiembre. "En todo caso creemos que el Tribunal Superior de Justicia ratificará la sentencia de la Audiencia de León", mantiene el abogado Diego García.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?