Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Albacete sigue rentabilizando sus goles

La SD Huesca perdía 0-1 ante el Albacete en el partido jugado este miércoles en El Alcoraz. El gol de los manchegos lo marco Susaeta tras un penalti revisado en el VAR por el colegiado en el minuto 3 de la primera parte, que cambió el guión nada más comenzar. Es la primera derrota en casa de un Huesca al que de nuevo los nervios le traicionaron conforme pasaron los minutos. Es cierto que hubo fases buenas y ocasiones de los de Míchel, con un gol anulado y dos postes de Mikel Rico y Okazaki, pero también los albaceteños fallaron claras oportunidades que podrían haber cerrado el partido antes.

Hasta seis cambios introdujo el técnico del Huesca en el once, respecto a Soria, dando entrada a Javi Galán, Pedro López, Sergio Gómez, Ivi, Eugeni y Okazaki, buscando refrescar al equipo en una intensa semana con tres encuentros.

Enfrente un Albacete que venía de perder con claridad en su campo y que salió muy centrado y presionando lo que le permitió aprovechar en el primer minuto una acción en el área en la que Fuster cayó en contacto con Pedro López y que el colegiado señaló como penalti, tras revisarlo en el VAR, y que transformó Susaeta en el 0-1.

Partido cuesta arriba para los oscenses que les costó entrar en el partido con el gol encajado. Poco a poco se fue haciendo con la posesión y las mejores ocasiones en el primer tiempo fueron para los locales con un remate de cabeza de Mikel Rico, que se fue fuera por poco, o las paradas de Tomeu Nadal a disparos de Ivi y de Okazaki, como las más claras. También hubo un gol anulado al japonés por fuera de juego, antes del descanso.

Quedaba toda una segunda parte en la que el Albacete dio varios sustos y Álvaro Fernández, con sus paradas, y la falta de puntería de Zozulia o Fran García impidió que se cerrará el partido. También el Huesca tuvo las suyas y claras con dos palos de Mikel Rico tras un gran pase de Galán y otro de Okazaki tras desviar el remate Tomeu Nadal.

Era un milagro que el partido fuera 0-1 porque los dos pudieron marcar. El colegiado también pudo influir ya que no quiso saber nada en acciones de Zozulia, Pedro Sánchez o Álvaro Benito que se jugaron la segunda amarilla y por lo tanto la expulsión.

Los azulgranas lo intentaron durante todo el encuentro y sobre todo en los minutos finales, pero el cansancio y los nervios impidieron conseguir algún gol que hubiera impedido la primera derrota en casa. Es la segunda consecutiva y Míchel lanzaba un mensaje de apoyo al equipo, de que las cosas se están haciendo bien y que los resultados positivos volverán a llegar.

De momento la siguiente oportunidad será el domingo que viene a las 20 horas en Almendralejo ante el Extremadura. Ni que decir tiene que empieza a ser necesario sumar para seguir manteniéndose cerca de los puestos altos de la tabla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?