Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Multa para el turista que intentó abusar sexualmente de una camarera de piso

El turista encerró a la camarera de piso en el baño y le ofreció 59 euros a cambio de sexo

Una camarera de piso en Playa Blanca se disponía a hacer su trabajo, limpiar la habitación 8721 de un hotel. Un turista británico, corpulento, entre 20 y 40 años le abre la puerta y le comunica que no hay problema en que limpie la habitación estando él en su interior. La Kelly procede a limpiarla mientras el turista entra y sale de la habitación, en una actitud que provoca incomodidad en la empleada. En ese momento, el turista cierra la puerta de la habitación y se acerca al baño, bloquea la puerta del baño, impidiendo que la Kelly salga del interior. El turista le enseña la pantalla de su móvil, usando el traductor de Google, el turista británico había escrito: "59 EUROS PARA MANTENER RELACIONES SEXUALES".

Así lo que recoge la sentencia indédita a la que ha tenido acceso SER Lanzarote y que condena al turista a una orden de alejamiento de doscientos metros y a una multa de 12 euros al día durante 9 meses, unos 2.000 euros, por un delito de abusos sexuales en grado de tentativa. Se trata de la primera sentencia que impone a un cliente de un hotel una orden de alejamiento por intentar abusar de una trabajadora y además, le condena también a una multa. Ella dijo "no" una y otra vez, mientras el turista la retenía en el baño. La trabajadora llevaba su móvil encima, pero estaba apagado, así que fingió que estaba llamando a la policía, lo que provocó que el turista retrocediera y ella pudiera empujarlo y salir corriendo de la habitación.

Detalle de la sentencia / Cadena SER

Las Kellys aseguran que no se trata de un caso aislado, "muchas veces nos encontramos a los turistas en pelota picada", explica Ana Natcher

"Ocurre bastante que nosotras estamos en las habitaciones y nos encontramos clientes en pelota picada que insisten en que les limpiemos la habitación, clientes que vamos a limpiar y están perisguiendonos o acosandonos", explica la portavoz de las Kellys. "Nos controlan con la mirada y no sabes si lo que están controlando es tu trabajo o a ti misma, es una incomodidad y nosotras trabajamos solas, en los pasillos y en las habitaciones", añade Ana Natcher. Para la portavoz de la Plataforma 8M Lanzarote se trata del primer caso que visibiliza esta situación, sin embargo, tiene el convencimiento de que no se trata de un caso aislado. "El director del hotel nos dijo que no es la primera vez que ocurre, que varias camareras de restaurante han recibido ofertas sexuales de los clientes", explica Natcher.

Desde la Patronal Turística condenan la agresión pero aseguran que no existe un protocolo de actuación ante una agresión de clientes a trabajadoras

La víctima de abusos sexuales en grado de tentativa ha presentado una denuncia contra el establecimiento en el que trabaja por "omisión del deber de socorro", explica Ana Natcher, portavoz de las Kellys. La Patronal Turística condena la agresión, pero asegura que la trabajadora no comunicó el incidente a tiempo, lo que impidió que el establecimiento actuara. "Lo comunicó ya por la tarde", explica Susana Pérez, portavoz de la Patronal. Pérez reconoce que existe un protocolo de actuación ante agresiones entre trabajadores, pero no existe un protocolo para estos casos, en los que la agresión se produce entre el cliente y la trabajadora. "Establece las medidas entre trabajador y trabajador para prevenir e investigar y proteger", explica Pérez.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?