Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Castillo Nuevo de Bedmar está muy enfermo

El alcalde anuncia distintas líneas de financiación, incluso desde el PFEA (PER), para actuaciones a lo largo de los próximos años

También se están haciendo gestiones para recuperar en Castillo antiguo, todavía en manos privadas

Momento de la conferencia sobre los trabajos en el Castillo Nuevo de Bedmar /

La programación de actividades de la Feria y Fiestas de Bedmar 2019, en Honor a la Virgen de Cuadros, se iniciaba en la tarde de ayer con una charla conferencia sobre los trabajos en el Castillo ‘Nuevo’ de Bedmar.

Por la mañana, ante nuestros micrófonos, en la entrevista que manteníamos con el alcalde, Juan Francisco Serrano, y el concejal de Cultura, Pablo Ruiz Amezcua, Serrano reconocía que “… El Castillo está muy enfermo…”. Para su recuperación se ha marcado una hoja de ruta desde la corporación municipal, con actuaciones desde distintas administraciones, como el Campo de Voluntariado del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), el 1,5 % Cultural del Gobierno Central y otras, para ir incorporando en próximas fechas, a lo largo de muchos años.

Por la tarde, en el Centro Cultural García Lorca, se desarrollaba la conferencia ‘Las primeras actuaciones en el Castillo de Bedmar y los trabajos en el II Campus de Arqueología Juvenil’, con participación del concejal de Cultura, Pablo Ruiz Amezcua, que ejercía de presentador, Marco Antonio Bernal, director del Estudio Arqueológico, Manuel Jesús Torres, arqueólogo y Daniel Domínguez, Arquitecto redactor del proyecto del Castillo. El propio alcalde, Juan Francisco Serrano, se incorporaba en el transcurso de la conferencia.

José Chamorro Rodríguez ante su maqueta del Castillo Nuevo de Bedmar / Antonio Plaza

También se presentaba la maqueta del Castillo de Bedmar realizada por el vecino de la localidad José Chamorro Rodríguez.

En primer lugar, Marco Antonio Bernal, en la colaboración de distintas administraciones en el Campo del Voluntariado Juvenil, con una financiación de 11.000 euros desde el IAJ, y la implicación de jóvenes llegados de toda España, “… Alcalá la Real y Bedmar son los únicos pueblos, en la provincia de Jaén, que tienen campos de voluntariado con el IAJ. Que estemos avalados por la Junta de Andalucía es muy importante. Para nosotros, como pueblo, es un orgullo que vengan jóvenes, de toda España, a trabajar, de forma gratuita, por nuestro patrimonio… Los objetivos de los campos de voluntariado, que los chicos se formen en el ámbito de la arqueología, de la historia. Pero también, que adquieran valores humanos, que aprendan a ser solidarios, generosos, entre ellos. Y como tercer punto, muy importante, valorizar el patrimonio de Bedmar…”.

Bernal hacía referencia, de forma genérica, a los trabajos realizados durante este verano, centrados en el Alzcazarejo del Castillo nuevo, aunque también mencionaba los restos de una ‘Ciudadela’, más antigua, en estos momentos en manos privadas, que el ayuntamiento pretende adquirir, como ya hiciera con el Castillo Nuevo en 2017, “… Bedmar se caracteriza por tener un gran patrimonio histórico, cultural y arqueológico. Hay muy pocos pueblos en España que puedan poseer dos castillos y una ‘Ciudadela’ intacta, en el pie de monte, del s. V, que, seguramente, tendrá restos anteriores, en muy pocos metros cuadrados. Y tantas cavidades y otros yacimientos… En 2018, comenzamos la primera campaña de excavación, un pequeño sondeo de veinticinco metros cuadrados, en la zona del aljibe. Este año hemos excavado, en torno, a cincuenta metros cuadrados, pero no hemos llegado al fondo, hemos llegado a una cota de menos tres metros, con quince centímetros… La ilusión, el entusiasmo que el equipo de gobierno actual, del ayuntamiento, tiene, por el patrimonio de Bedmar y apostar por su recuperación. Y una de las cosas más importantes, también, en esta legislatura, es la recuperación del castillo viejo de Bedmar, es de carácter privado, ahora mismo, y, ojalá, que en un futuro muy breve, sea de carácter público, como es el Castillo Nuevo. Para que siguientes generaciones de arqueólogos podamos excavar esa maravilla, que tenemos un gran tesoro ahí. El tesoro no me refiero de monedas, ni de oro, el tesoro es arquitectónico e histórico. Es una villa enterrada a pie de monte… Desde el siglo IX al siglo XV, fijaros lo que nos puede dar de historia, de convivencia entre nazaríes y castellanos, esa alternancia de poder…”.

Cartel anunciador / Ayuntamiento de Bedmar

Todos los trabajos están avalados por proyectos y permisos de las administraciones competentes.

El arqueólogo, Manuel Jesús Torres, daba a conocer algunos de los hallazgos encontrados, entre los que destacaba un trozo de un escudo nobiliario de la Familia Lara de Manrique, que confirmaría la presencia, en el Castillo, de una nieta de Jorge Manrique, también una zona en la que se pudiera observar un importante derrumbe violento por un supuesto acto vandálico. Así mismo explicaba la posible evolución de un castillo de defensa a ser palacio-alojamiento de importantes familias en los siglos XVI y XVII, “… Ese año hemos sido un poco más ambiciosos que en 2018. En 2018 fue una intervención de primer contacto, de ver lo que había en el Castillo, de ver lo que se podía hacer. En lo único que se podía intervenir era en el aljibe… Los hallazgos que estamos encontrando nos están demostrando otra cosa. Todos los castillos del alto Guadalquivir, en época renacentista sufren una reforma impresionante, una renovación casi absoluta. Lo que llega a ser un castillo, como este, que defiende un espacio de frontera en el s. XIV, en los siglos XV, XVI se convierten en un palacio de una familia nobiliaria, que entienden que el castillo ya ha perdido su funcionalidad, y por tanto, lo que hacen es adaptarlo a las necesidades que tienen como familia, es decir, crear un palacio… Y la ‘Joya de la Corona’ (de los hallazgos encontrados) es un trozo de un escudo nobiliario. Hay documentos que hablan de que en el castillo había una familia que se llamaba Lara de Manrique, que eran herederos del gran Jorge Manrique. En unos documentos hablan de que había una nieta que habitaba el castillo, que tenía como apellidos Lara de Manrique. Ese trocito del escudo nobiliario sirve para confirmar datos históricos que ya teníamos…”.

Para el futuro Torres señalaba hasta cuatro líneas de actuación,”… Exhumar la estructura propia del aljibe, en lugar de excavar hacia abajo, excavar en extensión, para ver si es de verdad esa forma rectangular… Seguir liberando la zona delante de la torre del homenajeEliminar el derrumbe de la zona 3 y, lo que nos tiene más enamorados del castillo, y ese nivel de incendio, ¿Qué? ¿Qué nos viene a dar?, ¿Qué nos viene a entender?, ¿Se extiende por todo el castillo?... Cronológicamente ¿En qué época lo adscribimos? Es interesante que información nos puede dar ese nivel de incendio…”.

En este punto se incorporaba el propio alcalde, Juan Francisco Serrano, que insistía en que se trata de un proyecto a muy largo plazo, además de informar de la creación de una comisión de seguimiento, “… El seguimiento de un trabajo que ha venido para largo tiempo, esto no se va a hacer en un año, ni en dos, ni tan siquiera en diez. Es un proyecto a largo plazo, para nuestro pueblo. Por suerte nos hemos puesto a trabajar de manera inmediata. No están arrojando una información espectacular, nos pone de manifiesto que, efectivamente, era una joya cultural que teníamos que coger, porque estaba en una situación muy débil y se encontraba en una situación crítica, muy crítica. No solamente por lo que podemos comprobar de manera visual… Una vez que el Castillo es recuperado por el ayuntamiento, lo hemos depositado en manos de los técnicos, de los que saben y pueden cuidar de este inmueble mejor que nadie… Para sacar un proyecto que tiene que ser clave y esencial para nuestro pueblo… El pasado mes de mayo la corporación municipal aprobó la creación de una Comisión Cultural de seguimiento, de la recuperación patrimonial, no solamente del Castillo, que también del castillo. Un grupo de 10-12 personas, que configurará el seguimiento de lo que será la hoja de ruta de todo el conjunto histórico cultural…”.

Al alcalde, en su intervención hacía mención y mostraba, los lugares del castillo que están en grave peligro de deterioro, lo que hace más urgentes todo tipo de actuaciones de prevención, para lo que no duda en reclamar financiación de todas las actuaciones a todas las administraciones, incluso a través del Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA, antiguo PER).

La última intervención, corría a cargo del arquitecto redactor del proyecto, Daniel Domínguez, que explicaba, en detalle, las actuaciones que se van a realizar con la financiación 1,5 % Cultural, del Gobierno de España, con un presupuesto total de casi 450.000 euros, “… La primera fase, de la intervención en el Castillo, consiste en la consolidación y en la protección de las existencias… Cuando uno se encuentra con los criterios, tanto legales como de los organismos que tienen competencias en los asuntos de cultura, nunca se permite una reconstrucción que sea una imitación, una mimetización de lo que había anteriormente. Cualquier construcción que se pretenda aportar, tiene que estar perfectamente documentada y no puede basarse en meras suposiciones de lo que pudiera existir… Nosotros somos conscientes de que el ayuntamiento adquiere el castillo para proteger el patrimonio, pero también para ponerlo en valor, de forma que se le pueda dar un uso, que pueda ser para el disfrute de la gente… La primera fase, se trata de consolidar la existencia y evitar que se produzcan derrumbes y que el castillo sufra una ruina mayor de la que ha sufrido. Se trata de consolidar este paño, el más afectado, ya se han producido caídas sobre la ladera, sobre la calle Mirasierra, incluso afectaron a la iglesia de la Asunción. También, se trata de dar una emergencia mayor, la consolidación del arco de la entrada, porque amenaza con un derrumbe inminente, se ven incluso las grietas… La mayor parte del presupuesto se va a destinar a unos trabajos que requieren mucha especialización. Simplemente, la instalación de andamios requiere un presupuesto que puede rondar los 90-100.000 euros… En las partes de tapiales, muros hechos con tierra prensada, su reconstrucción es más difícil que la intervención sobre piedra, porque es un trabajo muy laborioso, un procedimiento de incorporar tierra con cal, prensarlo a mano, son trabajos que requieren mucho tiempo y además son muy costosos. El grueso del presupuesto (450.000 euros) se destinaría tanto a las medidas de seguridad, para evitar los colapsos, como a la reconstrucción casi artesanal, manual, de los elementos que hay ahora mismo presentes… No podemos aplicar cualquier material, hay que encontrar la proporción exacta de la masa, cantidades de arena, requiere ensayos previos… No se nos permite elevar, ni conformar espacios nuevos, simplemente, se nos permite establecer unas hiladas que llaman de sacrificio, para proteger las piedras, los muros existentes y que no sigan viéndose afectados por la climatología… La parte más importante de la intervención es volver a dotar de espesor a los muros que ahora, prácticamente, cuentan con escasos centímetros. De forma que, simplemente, el viento puede destrozarlos… La última parte de la intervención que nosotros planteamos, dentro del presupuesto que tenemos asignado, es para terminar con la excavación arqueológica, que sirva de complemento… Ojalá que el trabajo que nosotros realicemos no defraude, pero si tenemos que ser todos conscientes de que para que eso, el día de mañana, tenga presencia acorde a lo que significa, sentimentalmente y culturalmente, para el pueblo, primero hay que hacer un trabajo que no es apreciable a la vista, y que es muy arduo y que permitirá, en adelante, que no se deteriore el castillo y que, realmente, vuelva a tener una presencia y un valor propio de lo que realmente se espera de la construcción…”.

Ante esa situación de deterioro, planteábamos, si se habría llegado a tiempo, para que no se dé un deterioro que pudiera ser definitivo, “… La valentía del ayuntamiento, de la corporación y de Juan Francisco al frente, fue, precisamente, hacerse cargo de una situación que antes era irresoluble, se ha llegado a tiempo, en el sentido de que hay alguien que ha tomado la decisión, porque antes estaba en manos particulares. Pese a estar en manos particulares, el ayuntamiento intentó, por todos los medios, que esa obra tan complicada, que económicamente, para un presupuesto de una localidad como Bedmar, sería demoledor afrontarla por si solo. Ningún organismo ayudó, escritos solicitando ayuda, fueron durante años. Al final, se toma la determinación de hacerse cargo. Una vez que se adquiere el castillo, ya la actuación es inmediata. Yo entiendo que se ha llegado a tiempo, desde el momento que la responsabilidad ahora está en manos del ayuntamiento y no del deseo de unos particulares…”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?