Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 13 de Octubre de 2019

Otras localidades

Rayo Vallecano 1 - 1 Almería

Un puntazo en Vallecas

Juan Muñoz. /

Hay días en los que el partido no sale como lo tienes planeado, debes tirar del plan A, o B, si quieres salir con vida. Eso hizo el Almería en su visita al Rayo Vallecano. Hasta la fecha, el conjunto de Paco Jémez ha sido el que más ha apretado a los rojiblancos en el inicio de la temporada, incomodando el juego con y sin balón. De hecho, en la primera mitad el salvador no fue Sekou Gassama, sino René Román. El meta salvó dos situaciones de gol ante Bebé y Ulloa para mantener en el duelo a su equipo. A veces los focos no solo apuntan al delantero centro.

 

El Almería trató de sacudirse el dominio del Rayo, pero era imposible. Largas posesiones, un juego vertical y oportunidades acercaban el 1-0, y es que todo marchaba tal y como planeó Jémez. El único aviso del Almería, y con ese toque de calidad del que tanto habla el míster, fue de Valentín Vada, estrellando un lanzamiento de falta en el poste.

 

Había que cambiar, porque la vía de agua amenazaba con hundir el partido a los almerienses. Emanuel quitó a Gaspar y dio entrada a Corpas, mucho más seguro a nivel defensivo.A los tres minutos se adelantó el Rayo con tanto de Santi Comesaña, que cazó un rechace dentro del área. La cobertura del Almería no llegó a tiempo y el centrocampista local marcó a placer.

 

 

El mejor Rayo de la temporada ante un Almería que nunca se sintió cómodo. En Vallecas había ganas de derrotar al líder, a un equipo que se ha ganado el respeto de una competición. Sin embargo, a los hombres de Emanuel le van los retos y no temen a nada, mientras que a los locales se les hizo muy largo el duelo. Sekou, dinamitado por Saveljich y Catena durante todo el duelo, dejó su sitio a Juan Muñoz, que en su segundo toque de balón puso la magia. Error en la salida de pelota del Rayo, asistencia para el ‘9’ sevillano que, en el mano a mano con Alberto, pica la pelota para empatar. Corazón y calidad para rescatar un valioso marcador fuera de casa.

 

Los grandes siempre tienen una vía de escape de trampas como la de Vallecas. No desmoronarse, esperar el momento y creer hasta el final puede marcar la diferencia en situaciones como la de este sábado. Pedro Emanuel rota, sus hombres responden. Sekou se ve anulado, Muñoz sale al rescate. Se necesita sangre fría en el tramo final, ahí está Petrovic. El balcánico merece un apartado especial, porque da equilibrio y además saca con sentido el balón.

Mientras en Vallecas se hacen preguntas, en Almería todo son respuestas, ya que la plantilla no da motivos para dudar. Y el domingo, lleno total para recibir al Cádiz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?