Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

Falta de protección y arraigo machista, claves del repunte de víctimas

El número de mujeres asesinadas por violencia machista, a manos de sus parejas o exparejas, se eleva a 42 este año

A Coruña Opina contó con el testimonio de una víctima de violencia machista /

La falta de protección a las víctimas de violencia machista y el arraigo del machismo en la sociedad son dos de las claves del repunte de asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas en la última década. Es una de las conclusiones del debate de A Coruña Opina este domingo en Radio Coruña Cadena Ser con Chus Segade, una de estas mujeres que vió cómo la noche en la que decidió denunciar, la Guardia Civil la dejó fuera del cuartel, debido a un cambio de turno.

O cómo, a pesar de pedir protección expresa, la Policía no la respaldó cuando recogía a sus hijas después de que pasaran el fin de semana con su maltratador y padre de las menores.

El número de mujeres asesinadas por violencia machista, a manos de sus parejas o exparejas, se eleva a 42 en lo que llevamos de año en España, son 6 más que en el mismo período del año pasado.

Una protección, antes y después de la denuncia, que también se reclama desde la judicatura.

Con consecuencias que sumadas a la presión familiar y la carga moral que lleva tener hijos, las llevan a revertir las denuncias o las órdenes de alejamiento. Begoña Riveira, asesora jurídica de los Centros de Información a La Mujer de Coirós y Arzúa, incide en que el acompañamiento profesional debe estar presente incluso antes de la propia denuncia.

Las administraciones, Estado, Xunta y Concello, reconocen que hay que dar un paso más. Desde la Subdelegación del Gobierno, Pilar López Riobóo, admite falta de agentes y carencia en las instalaciones en los cuerpos y feruzas de Seguridad del Estado. La concejala de Bienestar Social, Yoya Neira, promete adelantar a los 12 años las charlas de concienciación en los colegios e institutos, en colaboración con las ANPAS y la Xunta.

Somos 1.016 asesinadas desde 2003, año en el que comenzaron a contabilizarse forma oficial. Cifras y cifras que tienen nombre y apellidos que tienen rostro que tiene hijos, madres, padres, hermanos, son nuestras amigas, nuestras vecinas, nuestras compañeras. Luego se convierten en cifras que repuntan a pesar de que el tema está en la calle. Se supone que hay mayor visibilización, para mejor o peor, y las administraciones ya apartan partidas específicas para acabar con esta sangría. Hay un Pacto de Estado, las charlas se multiplican, y sin embargo, nos siguen asesinando.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?