Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO La Comunidad de Madrid confirma 4.750 muertos en residencias de mayores
Granada Ciudad del Rock

Un tsunami llamado 'Granada Sound' hace las delicias de 25.000 personas

El festival alcanza su lleno con un espectáculo de gran nivel y organización

Festival 'Granada Sound' 2019

Festival 'Granada Sound' 2019 / Daniel Martín

Granada ha vivido dos frenéticas jornadas donde la música y el Granada Sound demostraron su poder de convocatoria por un lado; y cómo un cartel muy equilibrado es sinónimo de éxito.

El viernes lo abrió Radio Palmer, los actuales ganadores del concurso 'Emergentes' y que con los nervios lógicos del momento sacaron su directo con algo de descaro, un estilo de pop fresco y juvenil. Un grupo que gracias a la nueva estrategia horaria de la organización concitó un mayor público que en años anteriores.

Una vez terminaron los granadinos la maquinaria del Granada Sound se puso a pleno rendimiento y ya no cesarían de alternarse los dos grandes escenarios junto con el que se encontraba cerca de la entrada del recinto y la carpa de Djs. Así que tuvimos que hacer frente a los temidos solapes e ir alternando nuestra ubicación para dar la mayor cobertura posible.

Con el indie por sombrero literalmente, la gaditana Carmen Boza sorprendió con su último trabajo, ya que albergaba en él un gran giro en su sonido, adentrándose en un rock mucho más serio. Es ese mismo disco el que alberga el tema "Gran Hermano", una composición que le ha servido como trampolín y que le ha conseguido para sí numerosos nuevos adeptos.

Depedro

El tiempo de los metales incorporados de pleno derecho al escenario llegó este año a través de DePedro, creando el ambiente positivo y festivo que arrastra la formación como livianas cadenas en sus comparecencias festivaleras ya imprescindibles como en todo evento musical que se precie.

Su propuesta de música para cerrar los ojos y cruzar el Atlántico supone "romper los límites como algo divertido", como el líder de la formación expresó sobre el escenario del Sound.

Uno tras otro, los temas se fueron sucediendo como "Nubes de papel", un tema con ecos no confesos del mejor Yan Tiersen. No faltaron tampoco sus archicelebradas versiones, tanto de la inmortal "Fiesta" de Joan Manuel Serrat como de "Llorona".

La cuota granadina seguía muy presente en esta tarde de cielo plomizo y es que subía al escenario "La gran esperanza blanca", el disco que solamente le está trayendo una alegría tras otra a Molina Molina. Una suerte de cantautor 2.0 ya que junto a sus guitarras y un ordenador con la bases rítmicas consiguió por fin ser profeta en su tierra. Fue un concierto heterodoxo ya que pudimos escuchar "He vuelto a casa" sin la compañía de Iván Ferreiro como una versión del "Me colé en una fiesta" de los extintos Mecano.

Seguía desafiante el tercer escenario ante los dos principales, esto ha sido una tónica durante la duración de este festival, tanto es así que ha conseguido acoger algunos de los mejores momentos musicales del mismo, como por ejemplo junto a Alice Wonder, una voz que tiene a su vez dulzura y garra, una de las cantantes llamadas a revolucionar la escena indie nacional, para muestra, "La apuesta", el tema que compuso junto a Guille Galván de Vetusta Morla y que pudimos disfrutar in situ.

Vetusta Morla

Ya sí llegaba el momento cumbre, los cabeza de cartel de esta edición de 2019, eclipsando incluso a grupos internaciones y que demostraron sobremanera el motivo de esa elección. Como si de un tsunami de personas se tratara, unos 40 minutos antes del concierto de estos madrileños, una avalancha humana iba tomando posiciones en el Escenario Brugal, haciendo prácticamente imposible cualquier tipo de movimiento apenas 15 minutos antes, recordemos que estaba todo vendido, así que allí estábamos 25000 personas expectantes para ver a Pucho y los suyos. Mientras llegaba ese momento una gran proyección con el lema, "sólo SÍ es Sí" una reivindicación en apoyo a toda esa violencia machista que parece campar a su antojo por nuestra sociedad.

El grupo de Tres Cantos dio buena cuenta de "Mismo sitio, distinto lugar", es la gira en la que se encuentran inmersos, alternando con algunos de sus temas atemporales como Maldita Dulzura, Cuarteles de Invierno o Copenhague. El suyo es un viaje musical a través de la historia del indie en España, una banda comprometida, hicieron referencia al amor en todas sus expresiones, a los incendios en la Amazonia e incluso a la falocracia.

Si a todo lo anteriormente descrito le unimos, la cuidada coreografía de las luces, las proyecciones en la macro pantalla y sobre todo, la producción de lujo que hicieron con las diferentes cámaras, a algunos nos parecía estar reviviendo su paso por "La Hora Musa" de La 2, tenemos el concierto definitivo.

Tras ellos y ya sobrepasando la medianoche aparecieron sobre el Escenario Alhambra los murcianos Second, donde el derroche de voz de Sean Frutos junto a la banda que la arropa nos demuestran el por qué han subido definitivamente a la primera división. Sin duda está siendo su año y así nos lo confirmaron a todos los amantes de la buena música. Su estilo es claro y sincero, sin falsas pretensiones, descargando toda su fuerza en la voz de Frutos, sí, esa misma que te atrapa como si fuera una boa constrictor.

La noche terminaba con Carolina Durante, les asemejan con los nuevos Nikis, canciones bajo todo tipo de temática pero con un punto canalla, actitud gamberra por parte de los integrantes del grupo y todo un derroche de energía consiguieron sacarnos una sonrisa al público presente. Mención aparte merece su "Cayetano" el tema que ha trascendido más allá de lo puramente comercial y que es un verdadero himno para corear. Sin duda un punto y seguido perfecto para el primer día del Granada Sound.

Un sábado repleto

La segunda jornada se presentaba igual que la primera en lo meteorológico y con algo de asistencia menor en cuanto a público. Este día era el de los dobletes y es que Mucho, cuenta con Martín Perarnau IV como cabeza visible y que forma parte de la banda de Zahara o a Ricky Falkner al bajo y posteriormente con Iván Ferreiro. Este Mucho tiene una potencia desbordante en los teclados y hace que su mandanga sideral, así lo definen ellos, tenga un ritmo trepidante. Si unimos el lujo de marcarse un mashup con David Bowie, Daft Punk o Abba, algo a priori imposible, uno se da cuenta de la capacidad innata que emana de sus genes.

Morgan

Impactante y sublime presencia en el escenario del Sound por parte de Morgan. La elegancia como marca y por bandera. El cuidado del sonido intimista elevado a su máxima expresión. Su sabia e irresistible mezcla de una voz femenina prodigiosa como la de Nina para sonidos netamente americanos al margen de psicodelias y tecnos a la moda fácil, que encandiló a los presentes y supuso uno de los grandes momentos del festival granadino, donde pusieron punto y final a su periplo festivalero a la espera de que culminen su gira en Enero.

Un sonido limpio y de una calidad excepcional, tanto en los temas donde invitan a bailar como en los medios tiempos donde se gustan con causa. Sonó "Home" y cerró la intimidad a la que esta virtuosa formación logró crear cual burbuja imposible en mitad del trasiego superficial propio de todo festival.

Anni B. Sweet

El momento de las melodías dulces pop remezcladas con salidas tecno camino de la psicodelia más expresa y confesa de resonancias indies llegó con Annie B. Sweet. No por casualidad precedía en el escenario Brugal a Zahara.

Un vendaval de teclados tras los que se oculta la cantautora que una vez fue, su mutación psicodélica no pasó desapercibida para las legiones de fans que congregó a sus pies. El momento íntimo vino cuando Annie se encontró "Un monstruo en mi casa" que vino a ocupar el abarrotado equipaje musical que traía.

Magnífica anfitriona, por su escenario pasaron Javier Doria y los Lori Meyers al completo con posterioridad para delirio de los miles de asistentes a este momento festivalero único y que sirvió para interpretar Dilema, uno de los clásicos de los lojeños.

Iván Ferreiro

Nada puede salir mal cuando se utilizan los acordes de The Leftovers para comparecer en el escenario y cuando quien lo hace es uno de los músicos con más y mejor trayectoria de este país. Aperturando la función con la intimidad de su única voz y los teclados en el primero de los temas que atacó, la sensibilidad musical y poética del gallego plasmó, ante las multitudes que empujaban para poder acercarse, su personal mundo interior, pleno de calidad.

Uno tras otro, desplegó su mejor arsenal de temas que parecieren venidos de "naves espaciales" demostrando que el rock popero todavía tiene vida (afortunadamente) y no puede dar "ni un paso atrás" ante las olas que van y vienen sin dejar demasiado rastro.

Hubo momento y lugar para repasar algunos temas de Los Piratas dado que nunca tienen ni tendrán "Fecha caducada" e hizo levitar al respetable con su "Pensamiento circular". Nosotros siempre echaremos de menos a Iván cuando no comparezca en Septiembre. La profesionalidad está claro que era esto.

Zahara

Sin duda está tocada por una estrella, esta astronauta ubetense ha sabido gestionar su paso de la canción más ligera hacia un pop electrónico donde gracias a su voz consigue realizar los alardes necesarios para salir indemne ante tal atronador sonido, con ella nos pasa que a cierta altura sí se escucha con claridad su voz, pero al bajar al suelo, todo se transforma en una especie de meteorito sonoro costando más trabajo del necesario distinguir. Zahara es cercanía, es baile, es una alegría innata que se contagia y que ha crecido hasta cotas insospechadas, siendo incapaces de ver su límite.

León Benavente

Podría parecer que ya se había terminado lo más importante de este Granada Sound 2019, pero aún faltaba la presentación en exclusiva del nuevo trabajo de León Benavente, "Vamos a volvernos locos" es un disco que a pesar de su juventud, apenas tiene un par de semanas en el mercado, está reconocido por muchos como uno de los mejores de este año. Un trabajo que alberga algunas canciones sencillamente magistrales, "La piedra que flota" es todo un artefacto en la línea de flotación y en directo es arrollador. Si unimos esto al buen puñado de temas que atesoran, tenemos sin duda uno de los conciertos que uno no se debe ni puede perder.

El punto final de estas 2 jornadas lo ponían dos grupos que pasan por tener las voces más personales de cuantas habitan a lo largo y ancho de la escena alternativa, nos referimos a David Ruiz de La M.O.D.A. y a Gabriel De La Rosa de Shinova. Ambos se desenvuelven en los macro escenarios como si llevaran toda la vida sobre ellos. Con los primeros, su mezcla de pop, folk y R&R aquello se acaba transformando en una fiesta multitudinaria, con los segundos curiosamente ocurre lo contrario, es uno de los momentos más íntimos, con el permiso de D. Iván Ferreiro.

Ya con los sones lejanos de la sesión de cierre de la mano de Elyella pusimos rumbo a nuestro domicilio en una de las lanzaderas, sin duda un gran acierto de la organización, al igual que los baños exclusivos para los menores en la zona VIP, o la publicidad de la Granada Card, recordemos que de los 25000 abonos, 20000 provenían de público fuera de nuestra provincia.

Un festival con un impacto de 12 millones de euros y que supone poner a nuestra ciudad como epicentro musical en el país, aunque este año no se han celebrado los conciertos por el centro de la ciudad y que servían como ruta para todas esas visitas, algo que hacía que este fin de semana fuera especial y que nos diferenciaba de otros festivales, esperamos que el año que viene el Ayuntamiento recapacite y se recuperen.

Pero ante un evento de este tamaño no todo iba a ser perfecto, hubo algunos fallos que se arreglaron del viernes al sábado, pero otros, como los problemas de sonido del Escenario Brugal o el caos generado en los accesos a los baños, no se pudo hacer nada, esperamos que el año que viene se puedan subsanar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?