Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 16 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Hermoso Murillo: "Era excepcional y pedí que se informara si era legal o no"

Se retoma el juicio contra el ex alcalde de Puertollano, Joaquín Hermoso, por la adjudicación de las obras de la segunda fase del Coso polivalente. Asegura que se fraccionó para poder usarlo de manera modular y que pidió informes de legalidad

Este martes se ha retomado en la Audiencia Provincial el juicio sobre las posibles irregularidades en la contratación de las obras del Coso Polivalente de Puertollano que tuvo que ser suspendido en febrero. Una vista que durará tres días y que ha sentado en el banquillo al que fuera alcalde de la localidad Joaquín Hermoso Murillo.

Se le acusa de fraccionamiento fraudulento de las obras de la segunda fase de este proyecto, la relativa a la cimentación y graderío, y su adjudicación de forma directa, sin pasar por publicidad y concurso público. Hermoso Murillo alega que se tomó la decisión de dividir el proyecto para que aunque siguiesen las obras de manera modular, poder usar al menos parte de este espacio dentro de las fiestas de mayo. Una actuación que en su momento entendió era excepcional, por lo que pidió informes que avalasen este fraccionamiento.

Además asegura que la primera fase, la de construcción de estos corrales, también se actuó de esta manera aunque no constan informes. También ha reiterado que el resto de grupos estaban informados tanto del estado de las obras como de las resoluciones de alcaldía.

Junto al ex alcalde, también se sientan en el banquillo de los acusados Eugenio Ángel Manso, arquitecto técnico del proyecto, y Javier Vázquez Calvo, que fuera secretario del ayuntamiento, ambos por presunta prevaricación. Ambos defienden su actuación desde el punto de vista técnico.

Manso asegura que se presentó un informe justificando la modulación de la segunda fase del proyecto, documento que el secretario, Javier Vázquez, dio por válido y que no echaron para atrás ninguno de los servicios técnicos del consistorio ni el propio pleno.

Según el Ministerio Fiscal los tres acusados, con la finalidad de tramitar los distintos contratos sin publicidad adjudicándolos de forma directa, procedieron a fragmentar la contratación de las obras de la segunda fase del Coso Polivalente de Puertollano. La ejecución de obra ascendió a más de 2.5 millones de euros y el gasto se fraccionó en 69 expedientes en partidas correspondientes a cimentación, suministros y maquinaria, y suministros e instalaciones para acabados de obra, adjudicados a diferentes empresas.

En sus escritos de acusación, Fiscalía y acusación popular solicitan penas de prisión de 7 años para Joaquín Hermoso Murillo y Eugenio Ángel Manso, y 6 años para Juan Luis Vázquez

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?