Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

Demuestran que la subida de tasas universitarias tras la 'ley Wert' provocó un mejor rendimiento del alumnado

Un estudio granadino compara el rendimiento académico antes y después de la norma que permitió a las universidades públicas subir considerablemente el precio de las matrículas

Jornadas de Recepción de Estudiantes de la Universidad de Granada (UGR) /

Quienes propugnan una universidad solo para los mejores y para quienes pueden pagársela están de enhorabuena. Un estudio de la Universidad de Granada (UGR)  demuestra que el alumnado de la universidad española incrementó su rendimiento tras la subida de las tasas universitarias que permitió la conocida como 'ley Wert', en referencia al exministro de Educación con el PP.

El estudio lo ha realizado el investigador en economía de la educación de la UGR Manuel Salas Velasco, para el que 'conocer qué incentivos económicos actúan como catalizador en la mejora de la productividad académica de los estudiantes universitarios es una cuestión crucial para los gobiernos y los investigadores'.

La investigación, publicada en la prestigiosa revista 'Higher Education', señala que los estudiantes universitarios han mejorando su rendimiento académico ante el aumento de las tasas de matrícula adoptada por las universidades españolas tras la polémica norma nacional de 2012.

Una nota de la UGR asegura, a raíz de este estudio, que el aumento del rendimiento es una respuesta al aumento de las tasas.

La tasa de rendimiento académico (qué porcentaje de los créditos matriculados aprueban los/as estudiantes en un curso académico) muestra que la productividad académica era relativamente baja en las universidades públicas españolas en el curso 2008/2009. En promedio, un estudiante aprobaba en ese curso (en dos convocatorias oficiales) solo el 64% de los créditos matriculados.

Durante ese curso, el mayor rendimiento se daba en la Universidad Pública de Navarra y en las universidades públicas catalanas, con tasas del 73% y 72%, respectivamente. En el lado opuesto, la Universidad del País Vasco y a las dos universidades de las Islas Canarias, con una tasa de rendimiento académico del 57%.

Cinco años más tarde, el rendimiento académico subió considerablemente. En el curso 2013/2014, la tasa de rendimiento promedio en el sistema universitario público español era del 78%. De nuevo, a la cabeza están las universidades públicas catalanas con una tasa de rendimiento académico del 83%. En el lado opuesto, siguen estando las universidades canarias, pero la tasa de rendimiento académico mejoró de forma importante hasta el 72%.

En las universidades públicas de Madrid y Cataluña los precios públicos aumentaron más del doble en solo cinco años en términos reales, esto es, una vez tenida en cuenta la inflación. En las universidades de Castilla y León, y en las de la Comunidad Valenciana, también subió considerablemente el coste directo de estudiar en la universidad.

Controlando otras variables como la renta per cápita regional, las notas de acceso a la universidad o las penalizaciones por segunda y tercera matriculación, la investigación demuestra que el aumento importante en las tasas de matrícula en el período analizado contribuyó a reducir las ineficiencias del sistema universitario público español.

La conclusión de este profesor hará las delicias de una parte del espectro ideológico relacionado con la educación superior pública: 'Los datos aportan claridad al debate sobre el precio de la educación puesto que unas matrículas más altas contribuyen a una mejora del sistema educativo, especialmente en momentos en los que el presupuesto del Estado es más reducido'.

Eso sí. También añade: 'Una educación pública, sin embargo, debe garantizar el acceso a sus estudiantes, y subir el precio de la matrícula complica este acceso. Mediante subvenciones y becas, se puede mejorar la admisión de estudiantes, pero garantizar un sistema de subvenciones justo entraña una fuerte complicación'.

Este estudio no es definitivo, señala el autor, pues tiene algunas limitaciones: la principal es la agrupación de universidades por regiones, necesaria para poder analizar la relación entre rendimiento y precios. A su vez, hay otros factores como el entorno socio-económico de las diferentes zonas, la innovación docente que contribuye a la mejora del rendimiento académico o la preparación de los graduados para el entorno profesional que no se han podido tener en cuenta en un estudio agregado por comunidades autónomas.

Referencia bibliográfica:

Salas-Velasco, M. (2019). Can educational laws improve efficiency in education production? Assessing students' academic performance at Spanish public universities, 2008–2014. Higher Education, 77(6), 1103-1123.

https://link.springer.com/article/10.1007/s10734-018-0322-6

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?