Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las playas de Santander aparecen llenas de residuos de un "botellon masivo"

Los Peligros, Mataleñas y El Faro han amanecido, este viernes, cubiertos de basura

Residuos y plásticos de un "botellón masivo" en Santander /

Varios puntos de Santander, desde Los Peligros hasta Mataleñas y El Faro, han amanecido este viernes, cubiertos de basura, sobre todo residuos de “botellón”, con vasos de plástico y botellas, coincidiendo con el día de movilizaciones contra la emergencia climática lideradas en buena medida por jóvenes.

Dos carros de compra de supermercado han aparecido dentro del estanque de Mataleñas, y en esa zona un árbol ha quedado totalmente doblado y destruido.

Esta circunstancia ha obligado a poner un refuerzo en los servicios de limpieza, no solo con siete personas más en esos puntos críticos, sino también con más medios mecánicos.

Se trata de los restos de un "botellón masivo”, que el Ayuntamiento no ve ya como un fenómeno tan puntual como lo consideraba hace un tiempo porque, según explica a Efe la edil de Medio Ambiente, Margarita Rojo, el inicio de las clases universitarias y la prolongación del buen tiempo están alentando la proliferación de estos ''botellones”.

Solo en el talud de la avenida de Reina Victoria los equipos de limpieza han recogido en dos horas y media, de ocho a diez y media de la mañana 5 metros cúbicos de residuos, lo que equivale a unos 700 kilos.

Si normalmente en ese punto la limpieza la saldan en quince minutos dos operarios, hoy se han tenido que afanar cuatro personas más durante más de dos horas, con tres motocarros, dos sopladoras y un camión-pluma.

El problema es que este ''botellón'' por la franja costera de la ciudad no solo obliga a aumentar los recursos de limpieza, sino que además provoca que los operarios que normalmente deben ocuparse de otras zonas tengan que desatenderlas para encargarse de estos puntos más conflictivos.

Para limpiar las playas se han necesitado dos retropalas y cinco peones. Además, con el inconveniente que no se ha podido hacer el cribado de arenas que se realiza todas las noches porque había gente.

La concejal de Medio Ambiente llama la atención en que a los problemas para completar la limpieza en las zonas afectadas se suma el importante volumen de residuos extra que se trasladan al vertedero.

"La gente joven está muy sensibilizada con el cambio climático, y está muy bien, lo aplaudo, pero también debería darse cuenta de la cantidad de residuos que generan estos botellones", dice la edil.

Rojo señala que, como parece que estas situaciones no son ya tan puntuales, habría que plantearse medidas disuasorias, como una mayor vigilancia de efectivos policiales, lo que piensa plantear al concejal responsable de Policía.

En su opinión personal, la multa o la vigilancia puede disuadir a la gente joven. "Habrá que empezar a pensar en algo, quizás que desde el jueves al final de semana haya una especial vigilancia en esas zonas", apunta.


 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?