Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

Un barco varado junto al río Escabas y bajo los pinos de Cañamares

El área recreativa del Barco, junto a la zona de baño de la Playeta, es un buen punto de partida para recorrer las orillas del Escabas

Un barco de piedra preside este área recreativa de Cañamares (Cuenca). /

Esta semana, aprovechamos que el día 30 de septiembre termina la prohibición de hacer fuego en el monte por riesgo de incendios, y vamos a visitar una de las áreas recreativas más curiosas y bonitas de la provincia de Cuenca, la del Barco, en Cañamares. Lo hacemos con Fernando Carreras, de EcoExperience, en el espacio Nos vamos de Excursión que emitimos los viernes en Hoy por Hoy Cuenca.

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

A este punto llegamos desde Cuenca por la A-40 para coger después la N-320 hacia Chillarón y Villar de Domingo García, y desviarnos entonces por la CM-210 hasta Albalate de las Nogueras y seguir por La Frontera hasta Cañamares. Una vez pasado el pueblo seguimos dirección a Cañizares y Beteta, pero nos desviamos justo antes de cruzar el puente del río Escabas y antes de subir por el túnel o el puerto del Monsaete. Aquí veremos a la derecha un desvío que nos lleva hasta el pueblo de Fuertescusa.

Nada más coger el desvío, a mano izquierda, vemos ya el paraje de la Playeta de Cañamares, donde el río Escabas forma un precioso rincón, también digno de visitar en estos días de otoño.

El río Escabas a su paso por el paraje de la Playeta de Cañamares. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Destacan los colores de los chopos, arces, álamos y fresnos de las orillas, que crean bonitos reflejos en las aguas limpias del Escabas, que es esta zona, debido a la presa, que se creó para la propia playa, están más tranquilas de lo normal, dejándonos ver esos reflejos y los colores del otoño. Además se agradece visitar este lugar en esta época porque lo encontramos sin las aglomeraciones del verano y podemos disfrutar de la tranquilidad del paisaje.

Área recreativa del Barco, en Cañamares. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Si seguimos con el coche por la carretera hacia Fuertescusa, río arriba, en menos de un kilómetro veremos de nuevo a mano izquierda una zona amplia para dejar el coche y un cartel indicador del área recreativa del Barco.

Este espacio, como no podía ser de otra manera, tiene la forma de un barco, con su ancla y todo. Y su nombre: Alonso de Ojeda. El área dispone de barbacoas, mesas, sillas, y además tiene un espacio cubierto para, si nos pilla un día de lluvia otoñal, poder seguir cocinando y estar resguardados. Además, el barco se encuentra ubicado al lado de las aguas del Escabas que llegan hasta aquí tras pasar su curso alto por Poyatos y Fuertescusa.

Río Escabas a su paso por Cañamares. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Es el sitio ideal para pasar un día de campo en otoño, hacer una barbacoa o unas gachas o simplemente sentarse a disfrutar del bosque en otoño, buscar setas o escuchar la berrea de algún ciervo que se acerque a las orillas del río a beber agua para superar su temporada más fuerte.

A los más pequeños de la casa les encantará este sitio ya que el barco es enorme y tiene muchas posibilidades de subir y bajar, esconderse o simplemente sentarse en sus bancos y sentirse marinero de interior, surcando las aguas del Escabas.

Puerta del Infierno, en la carretera de Cañamares a Fuertescusa (Cuenca). / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Desde el área recreativa podemos continuar con el coche hasta el pueblo de Fuertescusa, pasando por el Estrecho del Infierno, una curiosa forma de roca, en la que atravesamos por la carretera tres estratos de piedra caliza o pequeños túneles, un paisaje único de la provincia de Cuenca, como también lo es toda la carretera que sigue hasta Poyatos y, más adelante, a Las Majadas, por la ribera del río Escabas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?