Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Sigue en coma el acusado de matar a su bebe

Por esa razón, la magistrada que lo enjuicia, Mercedes Alaya, ha suspendido la sesión del juicio hasta el miércoles

()

El juicio contra un joven acusado de asesinar a su bebé de 6 meses en Sevilla en 2017 ha vuelto a suspenderse este lunes, ya que el encausado, que intentó quitarse la vida el pasado miércoles en su celda de la cárcel de Sevilla I, se encuentra en coma inducido en la UCI de un hospital.

Un jurado popular está enjuiciando desde el pasado martes en la Audiencia Provincial de Sevilla a B.S.R.G., para quien la Fiscalía pide una condena de prisión permanente revisable por un delito de asesinato, y a la madre, R.F.G., para la que solicita 1 año y 6 meses por un delito de maltrato en comisión por omisión y otro de abandono de familia.

Ante la imposibilidad de que el principal acusado asistiese a la tercera sesión, la magistrada Mercedes Alaya lo ha suspendido hasta el miércoles, cuando acaba el plazo de cinco días hábiles para que se reanude la vista oral tras el primer aplazamiento, el pasado jueves.

Si ese día tampoco se puede celebrar el juicio, la jueza procederá a disolver el jurado y el proceso tendrá que celebrarse de nuevo, con un jurado distinto en una fecha por determinar.

El acusado se clavó un objeto punzante en el cuello cuando estaba solo en su celda, apenas unas horas después de asistir a la segunda sesión de la vista oral, en la que un trabajador social del hospital Virgen Macarena aseguró que tanto él como su pareja cometieron "maltrato por omisión", algo de lo que informó a los servicios sociales del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía.

La tercera sesión del juicio debería haberse celebrado el pasado jueves, pero se suspendió y no tampoco ha podido comenzar este lunes.

Según fuentes próximas al acusado, este insistió a su abogado varias veces en su inocencia una vez concluida la sesión del miércoles y le dijo frases como "no puedo más", "me estoy volviendo loco" o "están mintiendo", en referencia a varios testigos.

En su declaración ante el tribunal, el joven aseguró el pasado martes que él trataba a su hijo "con amor y con cariño" y defendió que la muerte se debió a que "se atragantó con un biberón", mientras que la madre negó que viese agresividad del acusado contra su hijo.

B.S.R.G., que decidió no contestar a la fiscal al poco tiempo de comenzar el interrogatorio, lamentó a preguntas de su abogado que "nadie" de los servicios sociales "se personó en la casa" donde vivía de okupa junto a su pareja, a pesar de que el bebé nació prematuro y con muchos problemas de salud.

En cuanto a los hechos, ocurridos el 12 de junio de 2017, el acusado recordó que el bebé "se atragantó con el primer biberón" y que "al hacerle el boca a boca" vio que "le salía la leche por la nariz y la boca".

También negó que golpease a su hijo, a quien llevó "corriendo" al hospital después de que una amiga, una testigo que aún no ha declarado y que vivía con ellos, apareciese "por sorpresa" y bajase al bebé por las escaleras mientras él se vestía.

La madre, por su parte, destacó que esa amiga "dejó de serlo" tras el suceso porque "decía muchas estupideces" al respecto y en una ocasión, con su abogada presente, le comentó "¿y si se piensan que lo he hecho yo?", en alusión a una posible caída mientras iba con el recién nacido en brazos por las escaleras.

R.F.G., quien estaba en casa de su hermana cuando sucedió todo, también afirmó que su entonces pareja no era agresivo hacia el hijo

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?