Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Rueda de prensa de los responsables técnicos y sanitarios del COVID-19
Delitos odio

Rocío Ballesta: "Quisimos poner a la mujer en el centro del 1 de Mayo"

Visto para sentencia el juicio a las tres mujeres que sacaron en procesión una vagina de cartón junto a la Basílica de la Macarena

Rocío Ballesta: "Quisimos poner a la mujer en el centro del 1 de Mayo"

Visto para sentencia el juicio a las tres mujeres que participaron en la procesión del coño insumiso, que portó en andas una vagina de dos metros. Antonia, Olga y Rocío no quisieron insultar a nadie ni burlarse de nadie ni ridiculizar ninguna creencia religiosa en esa manifestación. Tampoco redactaron ni repartieron las octavillas donde las manifestantes versionaron el Credo o el Ave María con frases como "creo en el real orgasmo de los santos o en la corrida eterna". Fue un cortejo donde se cantó y se gritó que "la Virgen María también abortaría" o "vamos a quemar la Conferencia Episcopal", cerca de la Basílica de La Macarena de Sevilla.

Esas son las explicaciones que han ofrecido al Tribunal las acusadas por su participación hace más de cinco años en la procesión. Para ellas fue "un acto político", una manera de "reivindicar" a las mujeres y su cuerpo, una forma de "exaltar la feminidad" o de "introducir el feminismo" en las manifestaciones del 1 de Mayo, Día internacional del Trabajo.

"Lo hicimos para llamar la atención, dentro de una performance reivindicativa, por unas leyes más justas", ha señalado Antonia. Con la vagina quisimos "poner a las mujeres en el centro el día de la protesta en el Día del Trabajo, visibilizar la desigualdad por el hecho de ser mujeres”, ha señalado Rocío.

La Fiscalía ha solicitado 3.000 euros de multa por un delito contra los sentimientos religiosos para las mujeres. La Asociación de Abogados Cristianos ha pedido 1 año de cárcel para cada una.

Entre los testigos que han declarado se encuentra la representante legal de la Asociación de Abogados Cristianos, que denunció los hechos. Ella no presenció los hechos; pero vio los videos que aparecen en las redes sociales, lo que le provoca "sufrimiento y dolor".

La agente policial que elaboró el atestado por encargo del juzgado para identificar a estas tres mujeres ha señalado que no hubo altercados, que no pasaron por delante de la Basílica de La Macarena ni se dirigieron a ningún fiel; que se limitaron a pasar por el arco de la muralla, por donde sale la imagen en Semana Santa, porque es el camino más lógico para llegar a la Resolana, la zona donde se unieron a la manifestación principal del Primero de Mayo.

Antes de que comenzara el juicio han coincidido en la puerta del edificio judicial activistas distintos colectivos feministas y la Asamblea de Apoyo a las Mujeres Imputadas con seguidores de la asociación Abogados Cristianos. Unos gritaban “libertad de expresión y orgullo de compañeras”, chocaban con las pancartas de “Respeta mi fe”. La tensión aumentó cuando un grupo se presentó con la vulva de cartón sobre en carrito de bebé. “El coño insumiso ha salido a la calle cinco años después”, se escuchaba entre las mujeres.

Las abogadas de la defensa han dicho que estos hechos están amparados por la libertad de expresión. Una de ellas le ha recordado al juez que ni los hermanos de La Macarena ni la hermandad ni ningún grupo cristiano de Sevilla se sintieron ofendidos en su momento. "Ha sido una asociación de Valladolid" la que ha denunciado un año después. Una asociación que cuenta con menos de mil socios, según ha reconocido la representante legal del colectivo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?