Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

La prisión de Picassent al borde del colapso sanitario, según Acaip

El viernes declara como testigo en el juzgado que investiga la situación el portavoz de Acaip en la Comunitat Valenciana

Responsables de prisiones de ACAIP y Ugt /

La situación sanitaria en Picassent roza el colapso. ACAIP Ugt lo ha vuelto a denunciar en la víspera de que el portavoz de ACAIP Alberto Téllez declare como testigo en el juzgado valenciano que investiga la denuncia presentada en octubre de 2018 por esa situación de colapso.

En Picassent, la prisión más grande de España y la segunda más grande de Europa, debería haber 21 facultativos, pero solo hay actualmente seis más uno contratado temporalmente y otro en prácticas. Lo que, por la necesidad de guardias etcétera, supone que solo haya un médico en el día a día. Debería haber 23 enfermeros, pero hay 19 y 13 auxiliares cuando debería haber 19.

Y eso para una población reclusa en la que el 40% sufre problemas mentales, un elevado porcentaje enfermedades crónicas agravadas por las drogas... Eso se traduce en un aumento de la conflictividad patente en un aumento de fallecimientos de reclusos. 5 en 2017, cuatro por causas naturales y uno por SIDA. 7 en 2018, dos por causas naturales, uno de sida, dos suicidios, una sobredosis y una muerte accidental. En 2019 serán más, asegura ACAIP. Pero lejos de poner de su parte, la administración intenta tapar las denuncias con expedientes y ni dota a la sanidad penitenciaria, ni siquiera la conecta con el sistema público.

En ese sentido, el portavoz de Acaip explica que de la misma manera que los médicos de prisión no conocen el historial clínico de los internos por falta de comunicación con el sistema público, cuando un preso con un problema psiquiátrico grave sale de prisión, nadie en el sistema público es consciente de ello. "Luego se desequilibra y mata a alguien y nos extrañamos".

Y eso se traduce en un rosario de delitos que enumera Téllez: "delitos contra la integridad corporal (lesiones), delitos contra la salud y la seguridad de los trabajadores y delitos contra la Seguridad Colectiva y la Salud Pública".

Téllez advierte, además, que las prisiones no son instituciones estancas. Son instituciones abiertas. Los reclusos igual que entran, salen, como los funcionarios. Si en prisión no hay medios para erradicar enfermedades como la sarna, con cada vez más casos, esa enfermedad puede salir fuera.

Sospecha ACAIP-Ugt que parece que el gobierno central quiera que las autonomías asuman la sanidad penitenciaria obligadas y sin la aportación económica para cubrir el enorme gasto farmaceútico.

La situación, según Manuel Sáez de Ugt Prisiones, en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Alicante es especialmente preocupante con 277 internos atendidos por un solo psiquiatra. También preocupa la situación en Castellón 1 donde los dos médicos han estado durante meses haciendo guardias alternas de 24 horas día sí día no. De hecho, ya trabajan en la presentación de una denuncia conjunta sobre la situación de todas las prisiones valencianas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?