Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Fresnillo pide más seguridad para el entronque con la A-11

El Ayuntamiento planteará a los responsables de carreteras modificar la posición del radar instalado este verano y señalizarlo en aras de su eficacia para reducir la velocidad en este punto negro

Este es el problemático cruce /

Fresnillo de las Dueñas

El Ayuntamiento de Fresnillo de las Dueñas solicitará a la Demarcación de Carreteras del Estado y a la Dirección General de Tráfico que revisen las medidas correctoras que en su día habilitó para minimizar el riesgo de accidentes en el cruce que enlaza la antigua Nacional 122 con la variante de Aranda de la A-11. El choque que se produjo este lunes entre dos vehículos, que dejó varias personas heridas de distinta consideración, ha reactivado de nuevo la preocupación sobre este punto, que está considerado como la intersección más peligrosa de esta zona.

La variante de Aranda de la Autovía del Duero se abrió en primavera de 2015 y los problemas no tardaron en aparecer. No se había cumplido un año desde la inauguración cuando llegó la primera víctima mortal, una mujer de 58 años que fallecía en marzo de 2016. Hace poco más de un año se registró la segunda muerte, la de un varón de 59 años en julio de 2018. Y es que pese a que el enlace de la autovía con la carretera convencional cuenta con un carril de incorporación desde Fresnillo de las Dueñas en dirección Soria. Este sistema de entronque parece ser la causa de despistes, vacilaciones y errores en la conducción que están en el origen del goteo de accidentes, varios con heridos, que no han dejado de producirse en cuatro años y medio.

Tampoco parece eficaz el nuevo radar que comenzaba a funcionar este verano justo en el tramo anterior de la N-122 desde Soria antes del entronque, poco después de pasar Vadocondes, y con el que la administración pretendía moderar la velocidad de los vehículos que pasan por este punto, una medida que no modifica los problemas de visibilidad o de dudas en el uso del carril de incorporación, que alegan bastantes de los conductores que han tenido algún percance en este punto.

El alcalde de Fresnillo de las Dueñas considera que toda precaución es poca en este entronque y cree que los responsables de carreteras deberían corregir la posición de este radar, acercándolo más al cruce y señalizándolo como medida disuasoria para que los conductores reduzcan la velocidad en este tramo. “Yo creo que el radar está un poquito alejado de lo que es el cruce y no está señalizado, entonces la gente que está saliendo de la autovía no sabe que hay un radar, aunque se anuncie que hay un cruce peligroso”, comenta Gustavo García, que ya se ha dirigido en otras ocasiones a Demarcación de Carreteras por este cruce. “Que sean ellos los que lo estudien y los que los que decidan”, concluye el edil de Fresnillo, que reconoce, en cualquier caso, que cualquier medida que se adopte no deja de ser un parche y que la solución definitiva pasa por construir el tramo siguiente de la A-11, entre Aranda y Langa de Duero, una obra que se está alargando de manera indefinida y que, pese a estar licitado hace ya un lustro, desde que se rescindió el contrato con la constructora parece haberse quedado en punto muerto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?