Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Siri de mi vida

Es una pena que Siri no sepa dónde está León porque esto dificulta notablemente la llegada de una legión de eruditos al tercer encuentro internacional de Ocultura que se celebra estos días en la capital del reino. Repito por si vocalización penosa ha traído pérdida de información: Encuentro Internacional de Ocultura. Y, si Siri no los guía, es muy posible que acaben en Pucela, perdiéndose para siempre lo último en el estudio de la Sábana Santa, que nunca supe yo si era bajera o cimera, pero que es cuestión capital en el conocimiento enciclopédico del mundo y en el universo de la sabiduría contrastada.

Mucho habrá de lamentar , sin duda, este desmadre sírico el Excelentísimo Ayuntamiento de León que sufraga y participa por tercer año consecutivo de la cosa de la Ocultura. En esto se nota que la huella silvanesca ha sido profunda y, no sería de extrañar la aparición a caballo de un momento a otro de la Torres para hablarnos de lo último del copón bendito en Congreso Eucarístico Mundial. Como el de los años 60. Y es que ya se sabe que lo que funciona no se toca.

A donde sí que te dirige con precisión quirúrgica el Siri de marras es al valle de los Caídos. No hay más que ver la peregrinación de estos findes postreros, con los accesos saturados y la basílica más petada que la estación de Atocha un 1 de Julio. A la gente le gusta despedirse de los suyos como dios manda, sin prisas y con veneración, como al Caudillo monórquido que salvó a España de la masonería, el comunismo y los ateos. Así, de un tirón, con dos cojones. Perdón con uno, con un hermoso, patriótico y católico textículo quiero decir, porque el otro ocupa el cerebro de los Ortegas y las Ayusos que en el mundo son. Menos mal que solo se les nota cuando abren la boca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?