Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las partidas de Alicante organizan una concentración para reclamar un servicio de transporte rural

Una veintena de asociaciones vecinales y sectoriales realizarán un acto de protesta el próximo domingo 20 de octubre en El Moralet para denunciar la ausencia de transporte

El Moralet /

Una veintena de asociaciones de vecinos y otros colectivos de las partidas rurales de Alicante han convocado una concentración el próximo domingo 20 de octubre en El Moralet en protesta por la ausencia de transporte público.

Después de más de un año reclamando sin éxito la implantación del taxi rural compartido y a la espera de la recomendación del Síndic de Greuges a una queja presentada por los afectados, los vecinos de las partidas rurales han decidido iniciar una serie de concentraciones, que arrancarán el 20 de octubre a las 12:00 en la Carretera de Agost a la altura del Restaurante Casamar y que repetirán cada mes en otras partidas.

María López, portavoz de esta convocatoria de concentraciones reivindica la puesta en marcha inmediata del taxi a demanda, el cual llevan esperando cinco años desde que salió el proyecto pero también reivindican la mejora de frecuencias y horarios del autobús de línea y del transporte escolar.

"El alumnado de secundaria pierde su derecho a plaza de transporte cuando termina la educación secundaria y la Conselleria no tiene en cuenta ni la distancia ni la ausencia de asfalto, aceras o alumbrado. En algunos casos el instituto se encuentra a más de 20 kilómetros de los domicilios y es materialmente imposible desplazarse a pie o en bicicleta" denuncia y añade, por ejemplo que en El Rebolledo el trayecto a la universidad en autobús dura más de dos horas o que en El Moralet, el autobús del IES Haygón empieza su ruta a las 6:50 horas.

Recuerda López que el taxi rural está paralizado por el interventor municipal desde hace más de un año, algo que consideran "injustificado" y no entiende que tengan que esperar a la nueva contrata de transporte público que puede tardar más de un año.

El taxi rural fue concebido por el propio Ayuntamiento en 2016 y tras años de trámites y autorizaciones, cuenta con todos los permisos y estaba incluido en los presupuestos de 2018 con una partida de 600.000 euros que no se llegó a utilizar. Actualmente está paralizado por los reparos del interventor desde hace un año. Las asociaciones consideran que el Ayuntamiento tiene la autoridad de alegar y no está obligado a aceptar sus informes, sobre todo si no son de índole económica, como en este caso, sino temporales.

Actualmente, hay unas 8.000 personas censadas en las partidas pero asegura María Lopez que residen el doble. "La ausencia de transporte público afecta a jóvenes, adolescentes y personas mayores" comenta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?