Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

PLENO EN EL PARLAMENT PLENO EN EL PARLAMENT Quim Torra comparece en el Parlament para evaluar la situación en Cataluña

Cuatro años de cárcel por la agresión sexual de la Feria de 2017

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén también interpone una multa de 6.000 euros, muy lejos de los 100.000 pedidos inicialmente

El acusado durante un momento del juicio. /

Cuatro años de cárcel por la agresión sexual de la Feria de 2017. La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha impuesto esta pena al joven granadino de 27 años que abusó sexualmente de una Erasmus durante los días grandes de la capital jienense hace ahora dos años.

Se impone la pena mínima establecida para este tipo de delitos que podría haberle acarreado hasta diez años de cárcel. De hecho, la acusación particular reclamaba doce años de prisión. El condenado tendrá que indemnizar a la joven en 6.000 euros por los daños morales, a pesar de los 100.000 euros reclamados inicialmente. La sentencia no es firme y cabe recurso penal ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Eso sí, en el fallo, desvelado por Europa Press, se rechaza que los hechos ocurridos en la madrugada del 15 de octubre de 2017 tengan la consideración de agresión sexual, algo que pedía la acusación. La autoridad judicial entiende que no hubo violencia ni intimidación, ni delito intentado de abuso sexual.

El acusado declaró en sede judicial que todo fue consentido y que culminó cuando la chica se lo pidió, pero el tribunal no lo cree. Rechaza esta afirmación e incide en que "la existencia de ese consentimiento inicial no convierte en lícita la conducta del autor en el supuesto de que se produzca, como entendemos que ocurrió en el caso de autos, una falta de consentimiento sobrevenido". Se da como circunstancia que, según la sentencia, "la víctima exteriorizó claramente su falta de consentimiento, primero diciéndole al acusado que parase y luego comenzando a gritar "por ello el acusado era "perfectamente conocedor de esa falta de consentimiento".

Testimonio de la joven

La mujer, que entonces solo contaba con 21 años cuando sucedieron los hechos, no ha acudido al juicio celebrado el pasado 1 de octubre en Jaén, por encontrarse en su país de origen. La joven declaró mediante prueba preconstituida. En esta declaración mantuvo que "esa noche bebió entre cuatro y cinco combinados, además de un par de chupitos".

Recordaba haber estado bailando con un chico, pero no se acuerda de haber abandonado con él la caseta y de haber acudido a la parte de atrás de unos servicios públicos del recinto ferial. Tras ello, lo siguiente en sus recuerdos fue encontrarse en el suelo y sentir "que alguien le estaba haciendo daño en sus genitales". De hecho, no recordaba haber querido mantener relaciones sexuales ya que hasta ese momento nunca las había mantenido.

Este testimonio se ve corroborado por cuatro guardias de seguridad que la socorrieron, coincidiendo todos en que aquellos gritos que la chica emitía no eran, ni mucho menos, de placer. Al aparecer, el joven salió huyendo despavorido, aún con los pantalones bajados. En la declaración de uno de los guardias durante el juicio podemos leer que "nadie deja a una chica tirada y sale huyendo si lo que está haciendo es consentido".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?