Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

El colegio de La Granja participa en el proyecto de educación ambiental en materia de incendios

El delegado Territorial ha mantenido una reunión con el profesorado del CEIP Agapito Marazuela en la que se ha abordado la educación ambiental, de la mano de técnicos especialistas, desde tres ámbitos: la prevención, la extinción y la restauración de las áreas afectadas

Imagen de la reunión del claustro del colegio Agapito Marazuela /

El delegado territorial de la Junta, José Mazarías, se ha reunido con el claustro de profesores del CEIP Agapito Marazuela del Real Sitio de San Ildefonso. Durante el encuentro ha estado acompañado por el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, Pedro Ejarque, el jefe de la Sección Territorial de Gestión Forestal I, Ignacio Quintanilla, y la codirectora del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Patricia Riquelme. Esta cita tenía como objetivo enfocar las acciones de educación ambiental que se van a llevar a cabo durante este curso en el centro, dirigidas a niños de entre 3 y 12 años, aprovechando la vivencia del incendio que se produjo este verano en la Sierra de Guadarrama.

Mazarías ha destacado “el gran reto” que supone para la Junta de Castilla y León el incendio ocurrido el pasado mes de agosto, debido al “complejo” dispositivo de medios que requirió su extinción, por la intensidad y por la complejidad de las labores que se han seguido realizando en las zonas calcinadas y las tareas de reforma que se están llevando a cabo en este momento y en los próximos años por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Pero también ha hablado de ver “una oportunidad dentro de la desgracia” a la hora de mejorar los procesos y sistemas de trabajo y de llevar a cabo una difusión social de los mismo para “incrementar la educación ambiental de los ciudadanos”.

Dentro de esta idea de educación ambiental para la ciudadanía, entra en escena la labor, que desde los centros educativos, tienen los docentes a la hora de concienciar al alumnado en materia de incendios forestales. Por ello, la Junta de Castilla y León va a asesorar al centro que, durante este curso, va a llevar a cabo el proyecto de educación ambiental ‘Gaia’ centrado en incendios forestales y además, desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente, se va a colaborar en distintas actuaciones conjuntas dentro del proyecto que aún no se han definido. En la reunión mantenida esta mañana en el colegio de La Granja, los técnicos han expuesto cuestiones relativas a los tres aspectos fundamentales de los incendios forestales: la prevención, la extinción y la restauración de las áreas afectadas.

Así, desde el punto de visa de la prevención, los técnicos de la Junta han explicado a los profesores la importancia de conocer el valor de los bosques y los recursos forestales; a comprender para qué sirven las infraestructuras de defensa contra incendios (cortafuegos, puntos de agua, etc); a recordar las experiencias vividas de cerca este verano en su entorno inmediato y a revisar las consecuencias directas de un paisaje arrasado por un incendio (destrucción del paisaje y ecosistema, aumento de erosión con las primeras lluvias, suelo desnudo y estéril, desaparición de la cubierta vegetal del suelo, alteración de pH, muerte y alteraciones en microorganismos del suelo, colmatación de ríos y presas, contaminación del agua, huida de animales, aumento de escorrentía del agua, etc). Además, se les ha hablado sobre las causas y motivaciones de los incendios y de las actitudes que pueden contribuir a evitarlos.

Desde el punto de vista de la extinción, se les ha comentado las técnicas y medios con que se cuenta para afrontar este tipo de emergencias en Castilla y León, del duro trabajo del combatiente, de la necesidad de una planificación y estricta organización y de los factores que condicionan la evolución y gravedad del incendio.

Por último, se han explicado cuáles son las labores de restauración que se están desarrollando en el lugar del incendio, como la restauración hidrológico-forestal, la corta y extracción de la madera dañada, la planificación de la restauración de la cubierta vegetal y la restauración de ecosistemas singulares y del patrimonio cultural del Parque Nacional.

Asimismo, se han planteado también las líneas del programa de voluntariado ambiental del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, entre las que se incluyen algunos trabajos de restauración del incendio y acciones dirigidas a la población escolar.

En este sentido, el representante de la Junta en Segovia ha señalado el incremento del apego a la Sierra tras el incendio, un afecto que, en palabras del delegado, “hay que aprovechar”. “Debemos canalizar ese interés para que redunde de manera efectiva en los trabajos de reforestación que ahora se inician, pero también para que se incremente la sensibilidad de los ciudadanos hacia el Medio Ambiente” y sobre esta premisa es en la que se basa la educación ambiental. Mazarías ha añadido que “El Real Sitio se va a convertir en un verdadero laboratorio de educación ambiental en la Naturaleza, una oportunidad excepcional para los escolares de este municipio y sus docentes”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?