Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Los hogares vascos recelan y pierden confianza

La confianza de los hogares vascos ha roto en el tercer trimestre del año la tendencia de recuperación de los últimos meses y ha vuelto a valores negativos, debido al empeoramiento de sus expectativas sobre la economía general y empleo, según el informe difundido este viernes por Laboral Kutxa.

El estudio destaca sin embargo que ese recelo "afecta menos" a las expectativas sobre la economía del hogar y del ahorro, así como a la realización de grandes compras e inversiones, en vivienda o vehículo por ejemplo, que se mantienen en niveles similares a la primera parte del año.

La vuelta a la pérdida de confianza de los hogares de Euskadi en el tercer trimestre del año se ha situado en niveles parecidos a los de 2016, al caer el índice de -5 a -8, una desconfianza ante el futuro inmediato que comparten las familias españolas (-6) y las de la Unión Europea (-7).

Los hogares vascos consideran que durante el próximo año, la economía general (de -10 a -13 puntos) y el empleo empeorará, y también, aunque menos, sus expectativas de economía doméstica (-2, sin variación) y capacidad de ahorro (de 0 a -4 puntos).

Estos resultados, según indica el informe, se sitúan en un contexto de abundancia de noticias sobre la pérdida de dinamismo de la actividad industrial, las exportaciones y el empleo, junto con el impacto de procesos como el Brexit o la ralentización del crecimiento mundial y europeo.

El final del verano apunta por tanto hacia "el cambio en la percepción" de los hogares y su regreso "al pesimismo", aunque esta tendencia deberá confirmarse una vez obtenidos los resultados del cuarto y último trimestre del año.

En cuanto a la forma en que afecta a las decisiones de gasto de las familias, el informe indica que los hogares de Euskadi creen que los precios seguirán creciendo como hasta ahora pero no anticipan repuntes inflacionistas.

En cuanto al grupo de hogares que estima que comprará una vivienda o un vehículo, el 2,6 % y 7,2 %, respectivamente, el estudio de Laboral Kutxa concluye que "progresa muy paulatinamente", si bien los datos de julio y agosto reflejan el descenso en la matriculación de vehículos nuevos y la compraventa de viviendas, que "puede responder a su ralentización o aplazamiento".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?