Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El Hestia Menorca consigue su primera victoria a domicilio ante el Pardinyes

Los de Oriol Pagès derrotaron a los catalanes por un abultado 63-87

Pardinyes-Hestia Menorca /

El Hestia Menorca sumó la primera victoria de la temporada a domicilio ante un competitivo Ilerdauto Nissan Pardinyes Lleida (63-87), que se vio superado desde el salto inicial por el espíritu de la solidaridad que, especialmente engrasado, nos proyectó a ofrecer una versión de equipo esencialmente efectiva e imparable.

De salida, un 0-8. Todos los puntos, Xavi Hernández mediante. El influjo de nuestro particular ángel de la guarda ‘ferrerienc’ nos catapultó a dibujar una salida de partido cuasi perfecta, de alto porcentaje en el tiro. Al filo del ecuador, un 5-19 (13 puntos de XaviH). La gestión del juego, las sensaciones y las emociones nos hizo ciertamente inabordables. El Pardinyes amenazó con reaccionar (10-19), pero era nuestro día… A golpe de triple (Corbacho, 2) y alguna acción innegociable (mate de Guebert), pusimos tierra de por medio. Primer cuarto: 21-32.

Las rotaciones, una vez más, nos otorgaron el oxígeno necesario para mantener el mejor nivel. La capacidad de sumar de todos nuestros jugadores quebró cualquier atisbo de equilibrio en el electrónico. Al contrario. Sin generar una racha definitiva, pero sí desde la constancia y consistencia, estiramos la diferencia hasta los veinte puntos (29-49, triple de Corbacho). De aquí hasta el descanso, poco más. 32-51 (parcial 11-19).

Ni la siempre temida y respetada salida del tercer cuarto nos coaccionó. Cierto que los triples de McCulloch y Duch fueron un aviso (38-51), pero respondimos con serenidad e idéntico acierto que nuestro adversario ilerdense, para que el gesto de meterse en el partido no fuera más allá. Recuperamos y superamos la ventajista barrera de los veinte puntos (44-64; 46-68). Y nos plantamos en el último acto con un marcador solvente (52-72, parcial 20-21).

5-0 de salida local (57-72), que fue inmediatamente desactivado por un 9-0 generado por las manos de Drew Guebert, con dos triples, un tiro libre y un ‘alley-oop’ (57-81, a 4:52 del final). El equipo encontró, en cada momento, al jugador más inspirado. Del acierto individual derivó el beneficio colectivo. En un alarde de fijar las pautas y no disminuir el ritmo de la cita, el capitán Pitu Jiménez cimentó la máxima renta en +26 (61-87). Y los segundos restantes se perdieron por el desagüe del control y la justa pausa, hasta el 63-87 final (11-15).

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?