Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Eguaras decide casi al final el Derby del Moncayo

Numancia y Zaragoza no defraudaron en un partido bonito, vibrante y con alternativas

El portero del Numancia Dani Barrio detiene el penalty lanzado por Luis Suárez. /

Cuando en un partido de fútbol el espectáculo se vive en las gradas y en el césped por igual, poco más se puede pedir. Numancia y Zaragoza, y sus respectivas aficiones protagonizaron un vibrante, emocionante y bonito Derby del Moncayo. Tras una primera parte de poder a poder, el cuadro maño fue mejor en la segunda, fallando Luis Suárez un penalti que detuvo Dani Barrio y con el postrero gol de Eguaras a diez minutos del final, suficiente para la victoria visitante ante un Numancia que peleó hasta el final.

ficha técnica

Numancia: Dani Barrio; Calero (Nacho, m. 81), Derik, Carlos Gutiérrez, Adri Castellano; Escassi, Gus Ledes; Moha, Marc Mateu, Zlatanovic (Noguera, m. 60); e Higinio (Néstor, m. 74).

Zaragoza: Cristian Álvarez; Delmás, Atienza, Clemente, Nieto; Guti, Eguaras, Igbekeme, Pombo (Álex Blanco, m. 67); Kagawa (Papu, m. 74) y Luis Suárez (Grippo, m. 89).

Goles: 0-1, m. 81: Eguaras.

Árbitro: López Toca (Comité Cántabro). Amonestó a y a Eguaras, Clemente y Álex Blanco (Zaragoza).

Incidencias: 5.800 espectadores en Los Pajaritos, con unos 2.000 aficionados del Zaragoza en un gran ambiente con el Derby del Moncayo.

No desmereció el partido en su arranque con respecto al bonito ambiente que presentaba las gradas de Los Pajaritos, con cerca de 2.000 aficionados maños animando a su equipo. En unos primeros 15 minutos intensos, de poder a poder, ambos conjuntos buscaron con sus respectivas armas hacerse con el control del juego y presionar el marco rival. El primero en avisar fue el Numancia, con un zapatazo alto de Higinio desde la frontal. Poco después una buena combinación del atacante murciano con Moha dentro del área terminó en córner. No se dejaba el Zaragoza, firme en la presión, gracias a la que, en un error de Carlos Gutiérrez en el inicio de la jugada, Luis Suárez probaba a Dani Barrio, que atrapaba bien colocado el disparo del colombiano. Poco después era Pombo, desde lejos el que probaba fortuna, pero su disparo lo desviaba a córner Derik. En el saque de esquina, tras un rechace, Guti finalizaba con un chut muy alto. Respuesta soriana de inmediato: el lateral derecho Calero recorta dentro del área y su fuerte lanzamiento de zurda lo repele Cristian Álvarez. En el ecuador del primer periodo, el partido resultaba bonito, entretenido, de alternativas, sin un segundo de respiro. Hermosa fue la acción local con pase picado de Mateu por encima de la defensa para Higinio, que volvió a picar el esférico sobre el portero blanquillo en su salida, para mandar el balón fuera por poco, muy cerquita del poste. La grada pidió penalti del cancerbero sobre el delantero numantino. En respuesta, Nieto puso de nuevo a prueba a Dani Barrio que despejó con apuros y de nuevo en el área visitante Moha robó el balón y cedió atrás para que Marc Mateu disparara, topándose en línea de gol con Clemente, que evitó el gol in extremis. El toma y daca se atenuó un poco, era difícil mantener ese ritmo, pero se mantenía por parte de ambos contendientes la intensidad y la idea de ir a por el contrario. Y tras 45 magníficos minutos de fútbol se llegó al descanso, con el único pero de la ausencia de goles.

El segundo periodo arrancó con similar intensidad, pero menos cerca de las áreas. Guti fue el primero en aproximarse al marco rival, desde el balcón del área con un disparo que rebotó en un defensa y obligó a Dani Barrio a rectificar en su estirada para atrapar la pelota. El Zaragoza era el que más apretaba, ante una firme defensa rojilla, tratando de achicar y salir al contragolpe. Peor mucho le costaba al Numancia trenzar jugadas en campo rival. En el minuto 64 el árbitro recurrió al VAR para decretar un penalti por manos de Gus Ledes en el área. Lanzó Luis Suárez la pena máxima y detuvo Dani Barrio, adivinando la intención del colombiano, provocando una atronadora ovación en Los Pajaritos como hacía tiempo que no se vivía en el estadio. Lejos de decaer, los de Víctor Fernández seguían a lo suyo, pero los rojillos intentaban crecerse. Tras una disparo alto de Escassi, una buena jugada colectiva terminó con el remate de Calero dentro del área, rechazado por un defensa a córner. Y cuando mejor estaba el Numancia llegó al gol del Zaragoza, en una acción por la derecha, con pase de la muerte de Delmás que no desaprovechó Eguaras para batir a Dani Barrio. Quedaban 10 minutos de partido y el cuadro local intentaba volcarse sobre la portería maña, sin descuidar la retaguardia, porque el cuadro blanquillo quería sentenciar la contienda. El pivote Escassi se colocaba de falso delantero para dar más empuje. Marc Mateu peinó en el primer palo un centro lateral de Noguera, pero no encontró portería ni compañero que lograse rematar. Cumplido el minuto 90, toque de corneta soriano y los dos centrales rojillos reforzando el ataque, con fe. Y hasta el portero subiendo a rematar una falta lateral. Pero no fue suficiente y al Numancia le faltó tiempo y acierto para evitar su primera derrota tras 8 encuentros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?