Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Capturadas 3.780 avispas asiáticas en lo que va de año en Álava

Los apicultores insisten en que su continua expansión dejará graves consecuencias para la agricultura y el medio ambiente

Avispa asiática /

La avispa asiática continúa siendo uno de los mayores problemas para la apicultura en Álava. Para intentar terminar con esta especie, la Diputación ha reforzado el número de trampas para capturas de este tipo de avispas. Durante la pasada temporada de primavera verano, se colocaron 784 trampas, 300 más que en 2018, y la cifra provisional de capturas, a día de hoy, es de 3.780. Sin embargo, las previsiones de los apicultores no son nada positivas ya que consideran que frenar su expansión es una tarea muy compleja.

Desde su llegada a Álava en 2012, la avispa asiática se ha expandido rápidamente complicando con creces el trabajo de los apicultores. Esta especie ataca mucho a las abejas, porque son una gran fuente de proteínas, pero también afecta a otros insectos como las moscas, las libélulas y las mariposas. Sus ataques son tan duros que pueden llegar a acabar con una colmena grande de abejas en un solo día.

Oliver Gil Martín, de la Asociación de Apicultores de Álava (Apial), ha explicado que aún quedan muchas áreas por controlar como parques naturales y arbolado. Estas zonas son de más difícil acceso y aunque colocar las trampas ahí es más complicado, es donde más avispas reina hay.

"Vamos siempre por detrás. Nos fijamos en lo que ha hecho Francia u otros lugares pero no conseguimos controlar porque no innovamos ni investigamos", ha explicado Oliver Gil Martín. Según el apicultor, la expansión de esta especie no solo no se va a frenar sino que va a ir aumentando cada año. De hecho, la avispa asiática ya está llegando a zonas de Castilla y León, Burgos y La Rioja.

Desde la Asociación de Apicultores de Álava están peleando para que Medio Ambiente ponga más medios y para que ellos como apicultores reciban compensaciones por las pérdidas. "Si no hay apicultores no habrá abejas y si no hay abejas no habrá polinización con lo que eso supone no solo en agricultura, sino en medio ambiente y para otras especies", ha insistido Gil Martín.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?