Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La complicada situación de la cooperativa de Mestalla

Hace dos meses que las personas que depositaron la señal inicial no tienen noticias de los responsables de Adu Mediterráneo y el plazo de exclusividad que les concedió el Valencia concluía hoy

Cadena SER /

Según el Valencia CF, la exclusividad conferida a la cooperativa Adu Mediterráneo para que ésta se hiciera en propiedad con los terrenos del actual estadio de Mestalla tenía como fecha de caducidad el 15 de octubre de 2019, aunque los responsables de la cooperativa mantienen que esa fecha era una semana después, el día 22. En cualquier caso, lo cierto es que llega el momento en que las personas que en su momento realizaron el primer pago de 3.500 euros tienen que hacer un segundo mucho más elevado, en concreto de 30.000 euros y no tienen noticias de la cooperativa desde hace dos meses. 

En el pasado mes de abril se inició el proceso por el que, previo pago de esos primeros 3.500 euros, los interesados podían elegir su vivienda de entre los muchos tipos de que se componía la oferta presentada por Adu Mediterráneo para el, de momento completamente idílico, Residencial Acequia de Mestalla; que así es como se llamaría el complejo que habría en el futuro donde ahora está la actual casa del Valencia CF. 

A partir de aquí se podían hacer las elecciones de varios aspectos relativos a la vivienda en cuestión, como el tamaño de la misma (clasificadas como S, M, L, XL o áticos), la altura del piso (siete alturas diferentes, cuanto más alta más cara), la orientación (también varía el precio en función de la misma), la torre elegida de las cinco planificadas (influye también en el precio final), si se prefería una o dos plazas de garaje, o si se quería con o sin trastero.

Una vez elegidas las diferentes variables se podía reservar una vivienda que podría ir desde los 334.180 euros la más barata y los 2.422.352 euros la más cara. En el primer caso hablamos de una vivienda de 57,28 metros cuadrados útiles (74 metros cuadrados totales contando los construidos, las zonas comunes y la terraza), en la primera altura, con orientación noroeste, en la Torre C, con una sola plaza de garaje y sin trastero. Y en el caso opuesto se trataría de una vivienda de 239,26 metros cuadrados útiles (308,85 totales), en el último piso, con orientación sureste, en la Torre E, con dos plazas de garaje y trastero. 

Hoy, en nuestro Ser Deportivos, hemos hablado con dos cooperativistas que habían elegido dos viviendas intermedias. El primero una tipo L, de 117,73 metros cuadrados útiles, de cuatro habitaciones, en la tercera altura, con orientación noreste, en la Torre C, dos plazas de garaje y trastero, cuyo precio final ascendía a los 792.066 euros. Y el segundo, una tipo M, de 88,22 metros cuadrados útiles, de tres habitaciones, en la segunda altura, con orientación noreste, en la Torre C, con una plaza de garaje y sin trastero, cuyo precio final ascendía a los 556.116 euros.

Ahora, cuando llega el momento de depositar 30.000 euros en concepto del segundo pago y de comprometerse además a mensualidades durante casi tres años, en el primer caso de 7.203,81 euros y en el segundo de 4.746 euros, al margen de la hipoteca final de cada uno, ambos se muestran reticentes a dar ese segundo paso; entre otras cosas porque la última noticia que tienen de la cooperativa es de primeros de agosto cuando les dijeron que los precios serían rebajados en un 11% al tener vendido ya todo el terciario. ¿Son todo castillos en el aire de Adu Mediterráneo o es un proyecto con visos de convertirse en realidad? A día de hoy todo apunta a lo primero. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?