Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Acuerdo en el juicio contra Sinaí Giménez y parte de su familia

Acuerdo de conformidad para cinco de los seis acusados en esta causa, ya que Juan Paulo sigue en paradero desconocido y será juzgado por separado. El acuerdo rebaja notablemente las penas de prisión que en un principio oscilaban entre el año y medio y los 6 años y medio.

En concreto, Sinaí Giménez se enfrenta a un año de prisión por dos delitos de atentado contra la autoridad. El autoproclamado "rey de los Gitanos" declaró por videoconferencia desde la cárcel asturiana de Villabona, donde se encuentra en prisión por otra reyerta en un mercadillo de Tui. Sinaí pidió perdón y se mostró arrepentido de lo sucedido, asegurando que reparará cuanto antes los daños. Marcos García Montes, el conocido abogado que en esta causa defiende a Consuelo Giménez hizo hincapié en el arrepentimiento de los acusados y reprochó que ni el guardia civil ni el agente forestal estuviesen también en el banquillo.

Por su parte, destaca también la sentencia absolutoria para Marino Giménez, que por cierto llegó al juzgado indocumentado. Según su abogado, Javier Picallo, las pruebas no se sostenían y era evidente esta decisión.

Un juicio que se celebró en A Parda entre altas medidas de seguridad que solo lo fueron para los medios de comunicación, que estando acreditados previamente, tuvieron que esperar casi hora y media para acceder al edificio judicial.

Recordamos que esta vista oral fue aplazada en el mes de junio al no presentarse tres de los hermanos de Sinaí: Marino, Consuelo y Juan Paulo. Este último, buscado por las fuerzas de seguridad como presunto autor de un tiroteo en una fiesta de gitanos zamoranos en O Porriño, en el que resultaron heridos dos jóvenes.

Hoy, Sinaí y cuatro miembros más de su familia se sentaban en el banquillo acusados de agredir a varios guardias civiles y a un abogado en los exteriores de los juzgados de Tui en el año 2014. Después de que un guardia civil y un agente forestal fuesen puestos en libertad con cargos tras asaltar la casa del patriarca del clan de los "Morones", Olegario Giménez. 

Cuando los dos abandonaban los juzgados, se produjo un altercado en el que los Morones agredieron al abogado del guardia civil y al agente forestal implicados en el asalto. Este último recibió varias patadas y fue evacuado en ambulancia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?