Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 11 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Manuel Díaz: "No voy a permitir que me quiten a mis hijos"

El lucense Manuel Díaz mantiene una batalla con la Xunta por la custodia de sus dos hijos de 15 y 11 años

Manuel Díaz Cárdenas, es un vecino de Lugo de 40 años que vive con sus tres hijos; de 16 años la mayor y 15 y 11 los chicos, ha iniciado una batalla “legal” contra la Xunta dado que quiere hacerse cargo de los niños ante la situación de estrés “a la que estarían sometidos”.

El padre ya avanza que “no” va a acceder a que se los quiten y se los den a una familia en adopción. “Yo no voy a permitir que me quiten a mis hijos. El padre que lo hace muy mal, padre es”, clama.

Manuel Díaz Cárdenas lleva cuidando de ellos desde que su mujer les “abandonó” en 2008, y en 2011 se le concedió la custodia al padre. La ex pareja rehizo su vida en el concello de Barreiros.

No entiende que se apele al estrés y relata que los pequeños están “perfectos, sin problemas”. “Uno juega en el club de fútbol de A Piringalla (barrio de Lugo). Son chavales normales y no hay nada extraño para que nadie los tutele. Me los quieren quitar, llevar a una casa a 57 kilómetros. Mi abogado dice que es de risa. Esta situación (de estrés) la provocan ellos (por la Xunta) y a mi igual”, protesta.

Manuel Díaz Cárdenas invoca que “ni” es un “delincuente” ni tampoco “un drogadicto”, ante ese ultimátum que lanzan desde los servicios sociales del gobierno gallego y ya anticipa que estaría dispuesto a acudir a Bruselas para pedir amparo.

Recuerda que tiene la custodia sobre los hijos desde 2011, aunque la mujer los “abandonó” en 2008 con “un bebé en periodo de lactancia, y los otros tenían 5 y 3 años” y sin que haya pasado nunca “pensión alimenticia”.

En cuanto los argumentos de la Xunta, interpreta que “ellos alegan que tenemos un conflicto entre nosotros (entre la pareja), como una guerra y metemos a los niños (la niña de 16 años ya está emancipada) y que están nerviosos por eso y ahora dicen que los niños tienen estrés”.

Este padre, nacido en Barcelona aunque con raíces en Navia de Suarna, no esconde que a sus hijos los “ama” y que nunca “les he pegado, ni nunca les pegaré”.

“Queremos que se paralice el proceso, que len den posibilidad al mayor (de 15 años) para ver que vida tienen aquí, que es una vida normal, es la vida que hacen todos los niños”, ha descrito.

Considera que lo acontece con él es un “atropello”, tras lo que advierte que se va a conjurar para que le quiten a sus hijos, por los que está dispuesto “a todo”, insistiendo que sí tiene que acudir a Bruselas lo hará a denunciar esta situación de “desamparo”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?