Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 11 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El disparo que acabó con la vida de Ana Gómez siguió una "trayectoria directa"

La guardia civil desmiente la versión de "El Chamaco", que sostiene que el disparo fue accidental

Pasadas las diez de la mañana se reanudaba el juicio contra José Manuel Neira, apodado El Chamaco, en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo, con la declaración de testigos.

Uno de esos testimonios fue el del guardia civil, especialista en criminalística, que describió como el tiro que acabó con la vida de Ana Gómez, el once de febrero de 2016 en Becerreá, entró a la altura del hombro, “en una trayectoria directa” que al tocar “algún hueso” se desvió y pudo herir al hijo menor de la víctima.

También ha acreditado que la bala del disparo, con una escopeta de caza, rebotó en un azulejo y se realizó desde el pasillo, en la casa que compartía la pareja y los dos hijos de la mujer fruto de una relación anterior.

El abogado de la acusación particular, que representa a la hermana Martina Gómez y a los dos sobrinos, Óscar Núñez Torrón ha destacado antes de entrar en la sala que tras las declaraciones del procesado, la vista oral se desarrolla “conforme a lo que eran nuestras expectativas”. “Las conclusiones provisionales con las pruebas se están reforzando”, ha subrayado.

Al respecto de sí le sorprendió que el acusado se exculpara declarando que se quería suicidar y que luego se le disparó la escopeta accidentalmente, no escondió que efectivamente le había sorprendido. “Sí me sorprendió, es un argumento que no tiene ningún tipo de fundamento ni debe ni puede prosperar”, sentenciaba.

La abogada del Chamaco, que valora pedir la libre absolución o dos años y medio de prisión por homicidio involuntario frente a los 28 que reclama la fiscalía y acusación particular por el asesinato, malos tratos y amenazas, ha vuelto a insistir en que se trata de una “persona con unos problemas mentales importantes, con un problema siquiátrico, con una problemática nerviosa sin diagnosticar”. “Desde luego que tiene algún padecimiento sin diagnosticar y sin tratar que es en lo que ha desembocado en todo esto y creo que está bastante claro”, ha esgrimido.

La letrada, Paloma Becerra, preguntada sí estaba siguiendo algún tratamiento en prisión puntualizaba que fue el propio Chamaco el que “abandonó ese tratamiento”. “Sí que empezó con un tratamiento siquiátrico, desde el primer momento, pero solicitó él el abandono del mismo”, constataba finalmente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?