Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La salud es lo primero

La Firma de Guillermo Granja

Este sábado, 19 de octubre, se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. Es una iniciativa que pretende concienciar a toda la sociedad en la lucha contra este tipo de cáncer. Bienvenida sea esta celebración, así como todas aquellas que pretenden sensibilizarnos ante distintos problemas de salud.

Un fin importante de estos eventos es la recaudación de fondos para fomentar la investigación de las distintas enfermedades o para apoyar, tanto a los pacientes como a las familias, durante el periodo que se desarrollan los tratamientos.

Ojalá que todos colaborásemos en las tareas que llevan a cabo las distintas organizaciones no gubernamentales, bien con medios económicos y/o con medios personales. Su labor es importantísima y no podemos renunciar a ella, ya que llegan a dónde las administraciones públicas no alcanzan.

También, a mi entender, es muy bueno y positivo que existan mecenazgos como el de Amancio Ortega, con la compra de equipamientos para el radiodiagnóstico de última generación, ya que permiten avanzar más rápidamente en la detección y en la curación de las enfermedades. No entiendo a las personas que critican este hecho y menos cuando son políticos, ya que su principal objetivo debe ser la mejora de la actividad pública.

Pienso que las iniciativas privadas son todas loables y deben ser aplaudidas y celebradas, por eso, una de las tareas que creo que deben realizar los nuevos parlamentarios que elijamos el 10 de noviembre es la elaboración de una Ley del Mecenazgo que favorezca e incremente esta actividad.

Por supuesto, esto debe ir aparejado con un cambio en la escala de prioridades de las administraciones públicas. La protección de la salud de toda la ciudadanía debe de estar a la cabeza de las dotaciones económicas del erario público. El derecho a un sistema público digno de salud es el primero que debemos de preservar, así podremos ir garantizando el resto de derechos que se contemplan en nuestra Carta Magna.

Evidentemente, otras áreas son también relevantes y deben contar con la financiación adecuada. Lo que no debe de suceder en ningún caso es que se despilfarren los recursos económicos en proyectos faraónicos inútiles, en subvenciones improductivas o, como está ocurriendo ahora, en unas nuevas elecciones. El dinero público, que es limitado y escaso, debe ser aprovechado hasta el último céntimo de euro.

Creo que muchos políticos deberían ser juzgados por malversación de fondos públicos, ya que con sus decisiones equivocadas han impedido mejorar, entre otras, las inversiones en sanidad. También hay que perseguir a los corruptos con todos los medios a nuestro alcance para que devuelvan el dinero que es de todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?