Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

Si hay brexit, Lanzarote pagará más por la cesta de la compra

La Cámara de Comercio afirma que el Puesto de Inspección Fronterizo no está habilitado para importaciones de origen animal

Instalaciones del PIF en el puerto de Arrecife. /

La posible declaración de un "brexit duro" producirá un encarecimiento de la cesta de la compra en Lanzarote, según ha denunciado la Cámara de Comercio de la isla conejera. Añaden que la carencia de un Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) con todas sus habilitaciones, afectará negativamente al precio de la carne y otros productos de origen animal que llegue del Reino Unido.

A pesar de que los agentes económicos lo vienen reclamando hace más de diez años, la isla continúa sin tener el PIF habilitado para sanidad animal ya que las instalaciones del PIF y del Recinto Aduanero Habilitado (RAH), situadas en el Puerto de Arrecife, cuentan únicamente con autorizaciones para las inspecciones de productos de origen no animal destinados a consumo humano y aduanas.

En estas condiciones, sí pueden entrar en la isla mercancías de origen animal, si provienen de la Comunidad Europea, pero no de terceros países (fuera de la UE). En ese caso, la mercancía de origen animal se inspecciona en las instalaciones de Las Palmas o Tenerife antes de llegar a Lanzarote, mermando la competitividad del producto y encareciendo notablemente su precio.

La situación ha sido motivo de reclamo continuado por parte de los importadores de la isla. Pero el brexit le acaba de añadir una urgencia mayor al problema, ya que un brexit sin acuerdo significaría que cualquier mercancía de origen animal, procedente del Reino Unido, deberá transitar previamente por otros puertos con PIF animal antes de llegar a Lanzarote. Esta operativa implica sobrecostes, pérdida de tiempo y fraccionamiento de los fletes, con el consiguiente encarecimiento de la cesta de la compra.

Actualmente son numerosos los productos que se importan del Reino Unido, por lo que el efecto no se hará esperar. En este contexto, el empresariado local ha hecho saltar todas las alarmas y apela al Gobierno Central a que se dote el servicio a la mayor brevedad posible. Únicamente se requiere que desde el Gobierno Estatal se conceda la autorización correspondiente, una simple habilitación, y desde ese momento los inspectores situados en Gran Canaria podrían desplazarse a Lanzarote para poder realizar los despachos correspondientes.

No existen razones de peso para que en un territorio fragmentado como Canarias las mercancías tengan que embarcar y desembarcar varias veces en distintos puertos gravando el coste de los productos con la operativa. Habiendo como hay, líneas marítimas directas al puerto de Arrecife. Ante esta situación y ante la posibilidad más cercana del "brexit duro", el pleno de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa ha aprobado por unanimidad elevar una queja al Gobierno del Estado para que conceda dicha habilitación de una vez por todas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?