Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 28 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Sigue el minuto a minuto de toda la información sobre el coronavirus
ABANCA ADEMAR 34-BM LOGROÑO 31

La octava sinfonía de un Ademar imparable

Cae en el Palacio la octava victoria seguida de un equipo que ya emociona. El Logroño sucumbió primero ante el ataque local y luego ante Patotski

El brazo de David Fernández lanzó al Ademar hacia la victoria

El brazo de David Fernández lanzó al Ademar hacia la victoria / Ademar

La afición se frota los ojos ante la confirmación de que el mejor Ademar ha vuelto, en el momento más inesperado, pero con toda la fuerza ganadora y con las señas de identidad que salen de su escudo, del que forma parte Manolo Cadenas, hacedor de la obra. El Balonmano Logroño fue la piedra de toque ideal para que el Ademar pase de la sorpresa a la realidad. Su triunfo, por 34 a 31, le acerca a las diez victorias seguidas que parecen de otra época. El último gran registro de semejantes dimensiones data del curso 2008/09 cuando el Ademar nadaba en la abundacia. Ahora, en tiempos de continuas rebajas, asoma un equipo emocionante.

Tres mil espectadores desafíaron al imperativo televisivo para comprobar que David Fernández ha tornado a lanzador de primer nivel. El brazo izquierdo del vallisoletano marcó el camino, aunque fueron riojanas las primeras rentas en el toma y daca inicial. Slavic mantuvo el tipo y el despegue fue cosa de la pareja Fernández-Lucin. El croata crece sin remisión, como la aceleración marista a base de ataques fugaces y sin el habitual destacamento realizador de los extremos. Gol a gol (parcial de 5-1) el Ademar encendió la mecha en pleno festival (19-14 al descanso).

Juanjo Fernández mantuvo al Ademar a flote en la segunda mitad / Ademar

La interrupción serenó al Logroño, que compitió con Sergey Hernández lejos de su mejor versión, pero con Garciandía atrayendo a la defensa dejando un vacío por donde la segunda línea y Kukic amenazaron con la remontada. Una exclusión providencial y la casta de Juanjo Fernández en el lanzamiento rescataron al Ademar. Meritorio el papel del manchego, hasta la fecha relegado a tareas defensivas.

Del último amago de reacción franjivina se encargó Patotski, otro de los reforzados y que con un 42% en la portería elevó un muro. Antes y después Marchán alcanzaba sus habituales cotas realizadoras, mientras Pedro Martínez hacía de tripas de corazón sin disimular la cojera. En la grada, Vieyra, Mosic y Acacio presagiaban un futuro aún mejor al calor de una hinchada feliz que tuvo minutos para disfrutar de un triunfo que Sergey, tarde, y la fatiga maquillaron.

ABANCA ADEMAR 34: Slavic; Jaime Fernández, Feutchmann (4p), Lucin (6), David Fernández (8), Marchán (6), Mario López (3) – siete inicial – Patotski (p), Carou (2), Martínez Camí, Juanjo Fernández (2), Gonzalo Pérez (2) y Carrillo (1),

BM LOGROÑO 31: Hernández; Dapiran (4, 1p), Sánchez-Migallón (1), Kukic (6), Ligetvári (2), Garciandía (4), Hackbarth (4) – siete inicial – Jorge Pérez (p), Balenciaga (3), Kusan (1), Scott (1), Goñi, Ceretta, Moreira (4), E. Cadarso (1), D. Cadarso.

MARCADORES PARCIALES: 1-1, 3-5, 7-6, 10-9, 14-11, 19-14 (descanso), 22-18, 24-21, 26-23, 29-24, 33-27, 34-31 (final)

ÁRBITROS: Iniesta Castillo y García Rodríguez. Excluyeron a Feutchmann, David Fernández y a Lucin por parte del Abanca Ademar y a Ligetvári y a Kusan (2) por parte de Ciudad de Logroño

INCIDENCIAS: 2.957 espectadoresen el Palacio Municipal

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?