Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un gran Monbus Obradoiro se queda sin recompensa

Dejan Kravic estuvo imperial en ambas zonas y Mike Daum firmó su mejor partido desde su llegada a Santiago

Dejan Kravic, el mejor de los obradoiristas, se dispone a hacer un mate en el duelo ante el Real Madrid /

El Obradoiro plantó cara y compitió gran parte del partido que le enfrentó al Real Madrid. Los de Moncho Fernández aguantaron las numerosas intentonas de los madridistas por irse en el marcador y sólo claudicaron al final, encajando un último parcial para el que ya no había tiempo a reponerse. Los cerca de seis mil espectadores que acudieron a Sar presenciaron un gran partido del Obra al que sólo le falto el final feliz.

El equipo santiagués comenzó algo timorato ante un Real Madrid que exhibía sin pudor la superioridad física de Walter Tavares en la pintura, aunque el pívot caboverdiano se tuvo que ir pronto al banquillo tras cometer dos faltas consecutivas sobre Dejan Kravic, que fue su pesadilla en los dos lados del campo y que, con sus dos primeras canastas, igualó el partido y cerró la pequeña brecha abierta por los visitantes: de 3-9 a 10-9.

El interior serbio, con diez puntos, fue el mejor de un primer cuarto que el Obra consiguió cerrar por delante en el marcador gracias a un gran acierto en el lanzamiento y a una intensidad defensiva que desató bastantes protestas entre los jugadores madridistas (23-19). Ver para creer.

La tensión creció todavía más durante un segundo cuarto en el que señalaron faltas técnicas sobre Maxime de Zeeuw y Jaycee Carroll por un enfrentamiento entre ambos y sobre Pablo Laso por sus protestas al trío arbitral.

De ese momento de embrollo, salió beneficiado un Real Madrid desdibujado en defensa hasta entonces, que desde el tiro libre recuperó el pulso y el liderazgo del partido (27-29) al aprovechar la temprana entrada en bonus de los locales, muy castigados por las faltas que le fueron señaladas en este cuarto.

Un Nicolás Laprovittola inédito hasta este período tensó la cuerda al anotar catorce puntos en siete minutos de juego (34-42), aunque el Monbus Obradoiro respondió con una mejor defensa y consiguió llegar al descanso todavía con opciones (37-44).

Tras la reanudación cambiaron los protagonistas, pero no la tónica de un encuentro que permaneció ligeramente favorable al Madrid pese a los intentos de Mike Daum (8 puntos en el tercer cuarto) por remediarlo, que fueron contrarrestados por la conexión argentina entre Facundo Campazzo y Gabriel Deck.

La profunda rotación y la calidad individual de los visitantes les permitieron despegarse por momentos hasta los trece puntos de diferencia, pero los bailes en la pintura de Kravic y Vladimir Brodziansky dieron vida al Monbus Obradoiro y recortaron la ventaja al cierre del tercer parcial (57-65).

A falta del lesionado Kostas Vasileiadis, los locales encontraron en Mike Daum un inesperado líder durante en el último cuarto, en el que con sus enérgicas acciones volteó un encuentro que el equipo compostelano llegó a dominar tras un triple de Brodziansky (73-71) a falta de cinco minutos para el final.

Sin embargo, un desaparecido hasta el momento Sergio Llull tomó las riendas del vigente campeón y pisó el acelerador a para devolver la tranquilidad a su equipo con dos grandes acciones y poco más de dos minutos por jugarse (73-78).

Un triple de Rudy Fernández y una bandeja esforzada de Campazzo finiquitaron un parcial favorable a los madridistas de 0-12 y terminaron con las aspiraciones del Obradoiro, que cayó finalmente derrotado por 76-83.

El público del Fontes do Sar ovacionó, orgulloso, a su equipo, que ofreció una gran versión ante el gigante madridista.

76 - Monbus Obradoiro (23+14+20+19): Kravic (19), Calloway (8), de Zeeuw (4), Muñoz (6), Czerapowicz (5), -quinteto inicial- Magee (9), Brodziansky (10), Navarro (0) Daum (15), Pozas (0).

96 - Real Madrid (19+25+21+18): Campazzo (14), Garuba (3), Carroll (7), Tavares (6), Taylor (2), -quinteto inicial- Causeur (8), Randolph (5), Fernández (3), Laprovittola (14), Deck (8), Llull (9), Mickey (4).

Árbitros: Conde, Aliaga, Alcaraz. Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 5.824 espectadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?