Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Julio de 2020

Otras localidades

40 AÑOS DEL ESTATUTO

Ardanza: "Sería imperdonable que no culmináramos el Estatuto con el espíritu que lo inspiró"

El lehendakari Ardanza analiza en 'La Ventana Euskadi' los 40 años de la aprobación del Estatuto de Gernika

José Antonio Ardanza

José Antonio Ardanza / Cadena SER

En la semana de conmemoración de los 40 años del Estatuto de Gernika, el lehendakari Ardanza opina de su evolución en 'La Ventana Euskadi'. Para Ardanza, el Estatuto, "un gran acuerdo que tenía que habernos servido a todos para ir aproximándonos a un encaje de Estado sigue siendo hoy una oportunidad perdida, cuando las excusas del terrorismo hace tiempo desaparecieron y el nacionalismo democrático vasco ha demostrado hasta la saciedad su voluntad de avanzar mediante dialogo, acuerdo y pacto".

El exlehendakari comienza haciendo una retrospectiva, que le lleva hasta la guerra civil. "Tras una brutal guerra civil, y tras miles de muertos exiliados, y cuarenta años de represión, los vascos y vascas hicimos una apuesta a favor de un estatuto de autonomía, confiando en un futuro de entendimiento y pacto político con el Estado español". Sin embargo, para Ardanza "pronto nuestras esperanzas se fueron truncados. Al año y medio la intentona de golpe de estado. Para poner orden llegó la LOAPA y con ella el calvario del desarrollo estatutario".

Ardanza enumera los argumentos que esgrimían desde el Gobierno central: "El Estatuto ha ido demasiado lejos en sus previsiones; es anticonstitucional en algunos aspectos; esa es una interpretación nacionalista del texto; algunas autonomías se van a sentir agraviadas y van a pedir lo mismo; y el de va a parecer que cedemos al chantaje de ETA y el PNV se está aprovechando", en definitiva segú su opinión, "un argumentario infinitivo para mantener bioqueado su desarrollo. Bloqueo que, como por arte de magia, desaparecía cuando era necesario el apoyo del grupo PNV en el Congreso para salvar un acuerdo parlamentario, comisión investigación, acuerdo presupuestario, cualquier marrón del gobierno central de turno o interesaba cerrar un acuerdo de coalición en la CAV".

Bajo el mandato de Ardanza, recuerda el mandatario, "en el Acuerdo de Ajuria Enea todas las fuerzas políticas renovamos nuestra fe y compromiso con el Estatuto, comprometiéndonos a su pleno y leal desarrollo. Nos comprometimos también, al objeto de evitar la guerra de intrepretaciones de conveniencia que tanto desacreditaban el juego politico, a fijar en el Parlamento vasco los criterios sobre el alcance de ese desarrollo". Así nació el conocido como informe Zubia. Poco después de su ratificación en la Cámara de Vitoria, Ardanza asegura que "al gabinete socialista de González le faltó tiempo para recordarnos que un parlamento regional no obliga al gobierno de la nación y el incumplimiento estatutario ha seguido la misma senda, ya sean gobiernos del PP o del PSOE".

LLegado a este punto, Ardanza se pregunta: "¿Será verdad lo que tantas veces me decía un ilustre socialista ya fallecido de que mientras el nacionalismo vasco no renuncia de manera expresa y creíble a su sueño de independencia de Euskadi, el Estatuto no alcanzará su plano desarrollo?". El lehendakari se lamenta de que "por mucho seny que una sociedad haya demostrado durante muchos años" se hayan impuesto "la prepotencia u obcecación política de los partidos estatales de turno".

En conclusión, para Ardanza, "El Estatuto fue y es un gran acuerdo que ha reportado grandes beneficios al progreso de la sociedad vasca y sería políticamente imperdonable que no fuéramos capaces de culminarlo con el espíritu que lo inspiró".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?