Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Los psicólogos penitenciarios, impotentes ante los agresores sexuales

Demandan más investigación y medios para mejorar las terapias con violadores y agresores sexuales

Centro penitenciario de Villanubla (Valladolid) /

Pedro Luis Gallego, más conocido como el 'violador del ascensor', ha sido condenado de nuevo por diversos delitos de agresión sexual a 96 años de cárcel. Quien fuera el autor de los asesinatos de la vallisoletana Leticia Lebrato y la burgalesa Marta Obregón en los años 90, aseguró durante el juicio que nunca recibió ayuda en los centros penitenciarios donde ha cumplido sus anteriores condenas. Se trata de una excusa deplorable pero también, en cierta medida, de una triste realidad.

En la actualidad, hay un psicólogo por cada cárcel, lo que significa una ratio de uno por cada 400 reclusos. Y ahí radica el principal problema, la falta de medios y de investigación en estos casos. Investigación porque, según asegura a Radio Valladolid el vicedecano del Colegio de Psicología de Castilla y León, los condenados por agresiones sexuales tienen muy complicada su reinserción y una alta tasa de reincidencia

El trabajo que se lleva a cabo en las terapias, que son de carácter voluntario, se centra en aumentar la empatía de estos individuos, dotarles de la habilidad de ponerse en la situación de sus víctimas para que comprendan el dolor que infligen en ellas. Esa labor se consigue aumentando su capacidad intelectual... pero estas terapias son poco atractivas para los presos, ya que suelen escoger otras tareas que se les ofrece, más mecánicas,y que implican menos trabajo personal. 

Desde el Colegio de Psicólogos de Castilla y León reclaman más protagonismo para la prevención, lo que significaría su participación directa en la atención primaria, donde se pueden atajar los problemas desde la raíz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?