Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Real Oviedo

Ibrahima: "No creo que en diciembre me digan que no cuentan conmigo; no merezco eso"

El delantero senegalés, que apenas está teniendo protagonismo esta temporada, analizó su situación personal en Radio Asturias.

Ibrahima en los estudios de Radio Asturias

Ibrahima en los estudios de Radio Asturias / Martín Gago

Ibrahima Baldé está viviendo un momento complicado en el Real Oviedo. El futbolista solo ha participado en 3 partidos y únicamente ha jugado 12 minutos en lo que llevamos de competición. Una situación bien diferente a la vivida la temporada pasada donde fue titular durante muchos encuentros y se convirtió en uno de los jugadores más importantes de la plantilla para Juan Antonio Anquela.

"La motivación ahora la encuentro en mi mujer y en algunos compañeros que están en el vestuario que son gente de verdad. Te quedas hablando con uno y con otro, hablas con tu mujer, y todavía te dan más fuerza para seguir en el mundo del fútbol”, comentó Ibra en SER Deportivos Asturias.

Ahora, primero con Egea y después con Rozada, apenas está teniendo protagonismo y es habitual verle en el banquillo o incluso en alguna ocasión en la grada. Este momento contrasta con el de prácticamente hace un año cuando marcó uno de los goles que dio la victoria en el derbi ante el Sporting en el Carlos Tartiere gracias a un espectacular remate.

“Para mí es fútbol. No te puedo decir que pasó algo en concreto. Es el mismo Ibra. Con las mismas ganas y la misma profesionalidad. El año pasado cuando me tocó competir lo hice de diez. Tengo la tranquilidad de que lo que depende de uno mismo es trabajar bien y luego esperar”, destacaba el atacante.

Pero a pesar de su poca influencia en el campo, la 'pantera' no se rinde, se muestra fuerte mentalmente y admite estar preparado para ayudar a sus compañeros dentro del terreno de juego: “Me encuentro bien. Uno cuando no juega se pregunta qué está pasando, pero desde Egea se hablaron unas cosas en el vestuario que cogí con calma y tranquilidad sabiendo que tenía contrato y quería seguir aquí”, aseguró.

“A Egea le dije que qué tenía que hacer para jugar. Uno piensa que entrena bien, pero igual el entrenador piensa otra cosa. Me dijo que me veía bien y en todos los partidos me llevó convocado. Si uno no cuenta contigo no te convoca, te deja en el barro. No voy a decir que él no contaba conmigo”.

Escucha aquí la entrevista completa en Radio Asturias.

“Siempre ha sido un placer trabajar con Egea. Estuve contento porque me dijo las cosas claras en su despacho. Me dijo lo que él pensaba y le di las gracias. No hace falta hablar de lo que se habló, prefiero quedármelo porque no hace falta hablar de aquello. Hubo tres ofertas para marchar en verano y mi intención era quedarme aquí. He empezado aquí una cosa el año pasado y quiero terminarla este año”, añadió el senegalés.

“Rozada es un fenómeno. Me habló el primer día cuando llegó. Le dije que era el mismo del año pasado y que tenía más ganas todavía. Si me he quedado es porque quiero jugar en el Real Oviedo. No es por tema de dinero, de físico… Pero uno siendo jugador tiene que respetar las decisiones del entrenador”, afirmaba Ibra tras la llegada del técnico carbayón. Además elogiaba el estudio que hace de los rivales a los que se enfrentan cada fin de semana: “No sé si tiene una bola mágica o es un brujo, pero ojalá que siga así. Lo que te dice acaba pasando”.

Durante el pasado verano se especuló mucho sobre su futuro, pero él siempre dejó claro que su intención era la de continuar en el Oviedo y tratar de luchar por tener minutos. Ahora con el mercado invernal a la vuelta de la esquina se abre una nueva posibilidad para que salga del club, algo que el propio Ibrahima descartó rápidamente: “Voy a esperar hasta final de temporada y ver cómo acaban las cosas. Soy jugador del Oviedo a no ser que me digan en diciembre que no cuentan conmigo, pero no creo que sea así. No merezco eso”.

Es un futbolista que desde que llegó guarda una especial relación con el oviedismo y cada vez que salta al Tartiere se lleva una ovación por parte de la grada. “No he hecho nada en el Oviedo para que la gente me quiera tanto. Por eso siempre digo que la afición merece más. Ojalá que al final este club, con Ibra o sin él, pueda subir a Primera”, destacaba.

Aunque ahora el equipo esté consiguiendo resultados positivos, el comienzo de la temporada fue muy difícil con la mala situación de los azules en la clasificación, que provocó las salidas de Egea y Joaquín del Olmo: “Hablaba mucho con Joaquín. Tenía una buena relación. Cuando venía en El Requexón me soltaba cualquier cosa (risas). Me decía ‘qué desastre eres, no puede ser que traiga un negro tan malo...’ Era un grande. Me dolió su salida y le deseo lo mejor”.

Por último, también dio un pequeño repaso a su trayectoria personal y profesional que comenzó en Senegal donde siempre pensó que podía ser futbolista: “Ir a mi país me da la fuerza para no olvidar de dónde vengo. Uno tiene mucho, pero no lo valora. Cuando vuelves y ves a gente de tu edad, que eran mejor que tú, piensas en trabajar más para seguir teniendo contratos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?