Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un centenar de personas piden al Ayuntamiento de Ronda que no deje que ARDE cierre sus puertas

Usuarios, familiares y miembros del colectivo se han concentrado este jueves a las puertas del Consistorio para pedir una solución y evitar el cierre de su centro de tratamiento ambulatorio a adicciones

Un centenar de personas han participado en la concentración que ha llevado a cabo la asociación ARDE a las puertas del Ayuntamiento este jueves como medida de protesta ante la falta de subvención pública que va a provocar el cierre de su servicio de tratamiento ambulatorio de adicciones el próximo lunes. Si no reciben el dinero necesario para continuar con su labor, 180 personas quedarán huérfanas de su servicio de ayuda contra la drogadicción. Desde el colectivo, culpan directamente al Ayuntamiento de Ronda de dejar morir esta organización que desde hace 30 años atiende a personas de toda la comarca.

Irene Garrido, la vicepresidenta de la entidad, ha leído un manifiesto en el que ha hecho alusión a las personas que hace tres décadas iniciaron el proyecto de la Asociación de Drogodependencias y Adicciones de la Serranía de Ronda. "¿Qué hubieran pensado esas madres al ver como el ayuntamiento da la espalda a ARDE?. Nuestra asociación no es una máquina expendedora de metadona que el Ayuntamiento pueda desconectar a su antojo. Es mucho más, es el espacio donde estas personas tan vulnerables son escuchadas, cuidadas y atendidas", ha indicado.

Los principales damnificados por esta situación, los usuarios del centro, han tomado la palabra para exponer sus circunstancias y explicar cómo afectaría el cierre de este servicio en sus tratamientos. "A mí me ha ayudado infinitamente. No somos nada sin ARDE", explicaba Antonia Rodríguez, una de las personas incluidas en el centro de tratamiento ambulatorio del colectivo mientras que Virginia Guerrero, madre de un joven de 16 años adherido a este servicio lanzaba una pregunta al equipo de gobierno, "¿Qué tengo que hacer para que me hijo termine con el tratamiento?" al tiempo que continuaba "¿Dónde tenemos que ir para que los más jóvenes se salven de lo que hay en la calle?".

En la movilización se han visto a varios alcaldes de la serranía, así como representantes públicos de varios municipios como Benaoján, Serrato, Montecorto o Cuevas del Becerro, entre otros.

Si nada cambia de aquí al próximo lunes, Arde cerrará sus puertas y casi 200 familias dejarán de ser tratadas en su rehabilitación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?