Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Desde 2012 más de 480 ciclistas han sido atropellados en la provincia de Córdoba

Los atropellos a ciclistas son una epidemia que afecta a este colectivo desde hace varios años. En este reportaje conocemos varios casos para visibilizar que sobre la bicicleta va una persona, que no se trata de un simple cuadro de aluminio en movimiento

Desde hace años hay una epidemia muy presente en las carreteras españolas. Una plaga que, a pesar de todas las formas por las que se ha tratado de solucionar, no se ha logrado encontrar una cura para acabar con ella.

Esta peste son los atropellos a ciclistas, que desde hace mucho tiempo afecta a un colectivo deportista que, en muchas ocasiones, se ve en riesgo cuando practica su afición.

Desde 2012 solo en la provincia de Córdoba se han producido más de 480 atropellos a ciclistas, una cifra demasiado alta teniendo en cuenta que sobre la bicicleta siempre va una persona y todo lo que hay detrás de ella.

EN PRIMERA PERSONA

“El cristal del coche lo rompí con la cabeza, estuve 5 horas sin conocimiento y desperté en el hospital”. Son las palabras de Jose Morales, aficionado ciclista cordobés que hace dos años, por puro milagro según los médicos, tal y como explica él, salió con vida del impacto con un vehículo que le arrolló por detrás.

Además de Jose Morales, otros aficionados al ciclismo de Córdoba también sufrieron atropellos, como Valentín Priego, que vio truncada su vuelta al triatlón tras un accidente, o Miguel Pérez. Sus testimonios ejemplifican muy bien el principal problema que rodea a este deporte.

A pesar de que en febrero de este mismo año Anna González, que perdió a su marido cuando un vehículo lo arrolló cuando pedaleaba por las carreteras españolas, logró un gran paso adelante para el mundo del ciclismo; el problema sigue estando muy presente.

Las más de 200.000 firmas que Anna reunió sirvieron de impulso para lograr un endurecimiento de las leyes contra aquellas personas que atropellaran a ciclistas. El 20 de febrero el Senado aprobó este cambio en la legislación.

No obstante, como hemos podido observar a lo largo de todo el verano, gracias a la gran repercusión mediática que ha tenido, esta plaga ha continuado y ha seguido afectando a un colectivo deportista muy numeroso.

Para seguir con la lucha de Anna, existen numerosos grupos que tratan de impulsar a las instituciones públicas a llevar a cabo campañas y actos que contribuyan a la mejora de esta situación. Es el caso de Bicicletas Blancas de Córdoba, un colectivo cuyo principal objetivo es recordar tanto a conductores como ciclistas la importancia de prestar gran atención cuando se circula por carretera para reducir al mínimo el riesgo.

Es más, aparte de concienciar a los conductores, también es necesario recordar a los ciclistas la importancia de pedalear de manera responsable por las carreteras, en definitiva, de mutuo respeto, y qué mejor para ello que las palabras de un reconocido profesional del equipo Orbea, Ibón Zugasti; un antiguo árbitro de carreras de la federación, Rafael García; y Jose Morales, que, a pesar de su accidente, sigue invocando a los ciclistas respetar las normas para lograr una mejor convivencia.

Una afición que se ve afectada por este gran problema cuya resolución debería de ser algo prioritario. Aunque salir a la carretera contenga este gran riesgo, los aficionados a la bicicleta van a continuar pedaleando y es que, como podrán comprobar en este reportaje, al igual que muchas otras diversiones, se trata de un romance que solo los que lo practican pueden entender.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?