Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

El derbi entre manchegos y capitalinos se quedó en La Juventud

El Atlético Mancha Real ganó por 1-0 en un partido intenso y muy competido

Los jugadores del Mancha Real abrazan a Rafa Navarro, autor del tanto local. / ()

Ganar al Real Jaén significaba para el Atlético Mancha Real algo más que sumar tres puntos. El equipo de Pedro Bolaños no está encontrando su sitio en este inicio de temporada; está jugando de manera aceptable pero sin rubricar con puntos su buena imagen.

El campo de La Juventud volvió a vestirse de gala para la celebración de otro derbi. La disputa de tres puntos muy importantes tanto para locales como para el Real Jaén. El partido y el ambiente en la grada invitaban a un partido de otra categoría.

Si por los verdes faltaba el 'Gran Capitán', Óscar Quesada o Paolo Etamane, en las filas visitantes la bajas eran muy significativas y además de importancia: Juanma Espinosa, Ocaña y Marcelo, además de los lesionados de larga duración como Ramón, Miguel Martín o Adolfo.

Al margen de la bajas de uno y otro equipo, el partido tenía que jugarlo cada conjunto con sus propias armas; unos, los locales con intensidad, y los visitantes haciendo valer las individualidades.

Hubo dos partidos bien diferenciados coincidiendo con la primera y segunda parte. Los primeros 45 minutos fueron de una superioridad clara del Real Jaén donde el portero manchego, Álvaro, fue el gran protagonista haciendo paradas de enorme mérito que evitaron que el equipo de la capital se marchara al descanso con una ventaja sustancial. Los porteros también juegan y Álvaro estuvo superior. El Real Jaén no pudo transformar en goles su dominio debido unas veces por falta de puntería y otras por la gran actuación del portero manchego.

1-0

La segunda parte fue otra historia. Con el pitido de inicio el cuadro del At. Mancha Real pareció salir del vestuario con otro ánimo, con otro ímpetu para encerrar al Real Jaén en su área. El balón no salía del campo jiennense hasta que en una melé el balón quedó suelto en el área pequeña de De la Calzada y el defensa Rafa Navarro empujó a la red para hacer el 1-0 que a la postre sería definitivo. 50 minutos de partido y los manchegos se ponían por delante.

Con el pasar de los minutos en el Real Jaén era un querer y no poder; sin embargo a la contra el At. Mancha Real pudo matar el partido pero Ángel de la Calzada también estuvo acertado y evitó una mayor ventaja local.

El partido entró en una fase de pérdidas continuas de tiempo que siempre beneficiaron al equipo que ya no quería jugar y sí guardar el resultado; los manchegos jugaban su particular partido ante la desesperación del Real Jaén, que veía como tras una buena primera parte se les escaba el partido y los puntos.

El fútbol también es saber jugar con el tiempo, con las dimensiones del terreno de juego y, cómo no, con la propia bisoñez de un árbitro que lo permitía.

En cualquier caso, cada equipo enseñó sus armas. Unos con la calidad de sus jugadores pero con nula efectividad; otros con la motivación que da el rival. Lo triste es que el Mancha Real sólo parece motivarse contra rivales de la línea del Real Jaén y no tanto contra equipos más vulnerables.

A partir de ahora el At. Mancha Real deberá seguir demostrando de lo que es capaz porque calidad tienen sus jugadores, el problema puede estar en la motivación frente al rival.

Por su parte en el Real Jaén cada vez se demuestra más la gran diferencia que existe, a día de hoy, entre titulares y suplentes. Las ausencias de los habituales dejan en entredicho a los que saltan desde el banquillo y una plantilla, un equipo, que quiere estar entre los mejores no puede jugar una temporada con sólo 12 o 13 jugadores. Aún hay tiempo de remediar con efectivos una platilla tan corta y en muchos casos de tan poca calidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?