Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO La Comunidad de Madrid confirma 4.750 muertos en residencias de mayores

"El centro no presenta las condiciones mínimas para pasar consulta"

Los trabajadores del SUAP de Avenida de Portugal denuncian que el estado de las instalaciones no permite atender a los clientes de forma adecuada

Centro SUAP de la Avenida de Portugal. (Archivo)

Centro SUAP de la Avenida de Portugal. (Archivo) / Comunidad de Madrid

Los trabajadores del SUAP, (servicio de urgencia de atención primaria) de Avenida de Portugal denuncian que el centro no presenta las condiciones mínimas para atender a los pacientes con dignidad. Aseguran que las humedades, las termitas y el desgaste de las instalaciones impiden trabajar correctamente.

Una enfermera del centro, Marisa Santiago, denuncia que las cañerías del edificio son muy viejas y que el agua sale de colores y huele mal: "nos han mandado garrafas para que bebamos", cuenta la empleada. 

Además, la única consulta médica del centro tiene una filtración de aguas residuales. Consulta en la que no hay una puerta para atender a los pacientes en una sala cerrada. "Esto no respeta las mínimas condiciones de intimidad necesarias para atender a un paciente", explica Marisa Santiago. Tuvieron que quitar las puerta porque "las habitaciones son tan pequeñas que no caben dos camillas para mover a los pacientes", explica la enfermera.

Acceso a la consulta del suap de Avenida de Portugal. / Marisa Santiago

Habitaciones sin ventanas

En el mobiliario aparece otro problema del centro: las termitas. Un plaga de estos insectos ha dañado puertas y suelos. Fuera del edificio se encuentra un parking con techos de uralita. Los trabajadores temen que el amianto se filtre por el sistema de ventilación.

Los trabajadores también denuncian que la sala de descanso habilitada para ellos no tiene ventanas. "Las condiciones no son dignas ni para los pacientes ni para nosotros", afirma Marisa Santiago.

Los trabajadores exigen que se construya un nuevo centro en un terreno que la Consejería de Sanidad tiene sin utilizar junto al metro de Laguna. Además, piden que en lo que duren las obras se dignifique el trato a los pacientes con un reforma integral del actual centro.

Desde la Consejería de Sanidad reconocen que, dada la antigüedad del edificio, hay zonas que no está en buenas condiciones aunque afirman que se está acometiendo reformas puntuales desde hace días. Estas obras quedan muy cerca de la próxima inspección técnica de edificios, que en su estado actual, es previsible que el centro no la supere. Además, también desmienten que el agua del centro no sea potable y aseguran que tienen informes que avalan la seguridad de los techos de uralita del parking.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?