Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"Tenemos que ganar donde sea"

El capitán considera que al equipo le viene bien jugar en Fuenlabrada la próxima jornada pero recuerda que la prioridad es ganar independientemente del rival

El Deportivo no está para elegir: la delicada situación en la tabla provoca que el conjunto coruñés necesita ganar sin atender al momento de forma del rival. "Tenemos que ganar donde sea" recordaba un Álex Bergantiños que alaba el buen momento que vive el próximo rival, un recién ascendido como Fuenlabrada. Son el equipo revelación, terceros en la tabla con 14 puntos más que el Deportivo, su fortaleza actual puede ser un buen test para calibrar la recuperación del equipo. "No nos viene mal jugar de nuevo fuera contra un equipo de arriba porque si sale bien te refuerza más".

En Santander el Dépor fue una reedición de Dr. Jekill y Mr. Hyde. Un equipo temeroso y bloqueado en la primera mitad y un equipo brioso y desatado en el segundo acto. "Por sensaciones vino bien esa segunda parte. Lástima no ganar, pero hay que seguir corrigiendo cosas. En la primera parte no leímos bien el partido. Lo mejor es que viéndonos por debajo en lel marcador, no se vio lo del día del Málaga: un equipo descontrolado, desesperado... En Santander mantuvimos el orden y fuimos equilibrados. Intentaremos darle continuidad". Los defectos del equipo en los primeros 45 minutos los tiene claros el de la Sagrada Familia. "Dubidamos moito na salída de balón, non soubemos ler a súa presión. Na segunda metade collimos as segundas xogadas". Unas dudas que se hicieron evidentes en la jugada del gol del Racing. "Esa sensación de equipo que leva tanto tempo sen gañar, que encaixa moito. Viuse no gol: a temeridade de non querer facer penalti e encaixar cedo, fai que non fagas cousas que soes facer e no único disparo a porta fan gol".

Pese a la llegada de Luis César, al Dépor se le está resistiendo la victoria. Una circunstancia que no quita valor al trabajo del nuevo técnico en opinión de Bergantiños. "Estamos haciendo un trabajo muy bueno durante la semana y no es fácil porque es un grupo que está anímicamente débil y con jugadores jóvenes que no se han visto en estas situaciones. Además en un club con la exigencia del Deportivo. Está trabajando todas las facetas y su trabajo debe dar sus frutos".

La mala racha de resultados es obvio que está pasando facturas al equipo a nivel psicológico. Una faceta donde también se buscan soluciones. "Se intenta incidir en eso, pero luego hay que conseguir esa mente limpia en el campo. Hablando con mis compañeros al inicio del partido les pedía que intentaran pensar que era el primer partido de Liga, borrar toda la trayectoria que llevamos. Al final no llegas, dudas, piensas que es del otro el balón, miedo a hacer penalti... todas esas sensaciones que nos hacen parecer peores de lo que somos hay que intentar irlas borrando".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?