Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

Un Sadar de récord

Nueva remontada de Osasuna hasta derrotar por 3-1 al Valencia y enlazar 30 partidos sin perder como local igualando el registro de hace 60 años en el campo de San Juan

Los indios de Arrasate volvieron a campar a sus anchas por el verde del Sadar. Daba igual que enfrente estuviera un rival de Champions como el Valencia o el equipo de moda del fútbol español como le pasó al Villarreal. Las señas de identidad de este Osasuna no entienden de rivales como también pudo comprobar antes el Barça. La intensidad no se negocia. Te podrán salir mejor o peor las cosas, podrás estar más acertado o menos de cara al gol, que este equipo lo da todo. Un Osasuna dominador de principio a fin que no bajó los brazos pese a que se adelantara el Valencia casi en su única llegada. Si contra once mandaban los rojillos contra diez ya fue un monólogo. La expulsión de Rodrigo Moreno, autor del gol valencianista, a la media hora de juego, no hizo más que confirmar lo visto hasta entonces. 29 remates finales de Osasuna, 14 de ellos entre los 3 palos. El mejor de los valencianistas su portero Jaume Domenech llamativo y que evitó una goleada mayor.

Primero avisó para el empate Rubén García rematando fuera forzado al segundo palo un gran envío desde banda derecha de Roberto Torres. La igualada llegaba poco después con un envío ahora de Rubén García que cabeceaba al fondo de la red llegando desde atrás el capitán Oier Sanjurjo estrenando su casillero de goles esta temporada en su partido 272 con la elástica rojilla. Al descanso se llegaba con el empate a 1 en el marcador pero con la sensación de resultado injusto por los méritos de Osasuna. Gran papel en el centro del campo de Darko Brasanac como acompañante de Oier. Bien Rubén García y Torres por las bandas con Nacho Vidal y Estupiñán desdoblándoles contantemente tanto por derecha como por izquierda superando siempre a la zaga valencianista.

Lo advertido en la primera se consumó ya al inicio de la segunda. De nuevo Torres la ponía y esta vez no perdonaba Rubén García para poner por delante a Osasuna de cabeza a los 2 minutos de la reanudación. Osasuna lo estaba bordando. Un vendaval ante un Valencia superado. Solo faltaba la sentencia, el gol, la asignatura pendiente de los rojillos una jornada más.

El marcador de 2-1 era lo mejor para el Valencia que la tuvo pero en fuera de juego. Bien Aridane para tirar la línea y dejar en posición antirreglamentaria al atacante che que asistía a Gameiro para el empatar. El asistente levantó el banderín que ratificó el VAR permitiendo respirar al Sadar. Un estadio que celebró por fin la sentencia con el gol de Estupiñán a falta de 11 minutos.

Merecida victoria de Osasuna ante un rival de Champions para igualar en el Sadar el récord de hace 60 años del campo de San Juan de 30 partidos consecutivos sin perder como local. Y un triunfo que permite a los rojillos escalar hasta la octava posición en la tabla con 14 puntos en 10 jornadas y meter 5 puntos de ventaja al descenso. La próxima cita el jueves en Mallorca ante otro recién ascendido y en teoría rival directo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?