Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Aguirre, el hombre calmado que siempre tuvo palabras en positivo

El exentrenador asturiano de Unionistas de Salamanca, destituido del equipo

Roberto Aguirre ya es historia en Unionistas de Salamanca. Un hombre de talante amable, y tranquilo en el trato con los medios de comunicación. El técnico asturiano llegó en una complicada situación al conjunto blanquinegro: la directiva prescindió de Jorge González Rojo 'Astu', entrenador del equipo desde su creación, y hasta el ascenso a Segunda División B. Y en el verano de 2018 apareció Aguirre.

Su propuesta ha sido siempre la misma: juego directo y fortaleza defensiva. Lo segundo este año brilla por su ausencia, y lo primero no está dando resultados. El año pasado, sí. Esa es la gran diferencia entre la temporada 18/19 y la actual, los números, esos que siempre dictaminan cuándo se le termina el crédito a un entrenador, el eslabón más débil de la cadena futbolística, y la figura más fácil de echar.

Aguirre, segundo entrenador de la historia del club, ha destacado por no lanzar críticas a sus futbolistas nunca. Ni siquiera en los peores momentos -esta temporada- se ha excusado el entrenador en ellos. Algunos le han dibujado, de hecho, como hombre poco autocrítico. Sin embargo, solo dos actuaciones arbitrales negativas han hecho que Aguirre levantara la voz ante los medios de comunicación. La educación y el respeto siempre han ido acompañados de este hombre de melena cana y de mucha pedagogía al hablar.

Se va después de cumplir 500 partidos en los banquillos como entrenador. Decía el propio técnico que le hacía 'especial ilusión' que fuera en un club como Unionistas. El partido 503 de su historia como preparador ya será fuera de la entidad blanquinegra, y es que como dijo el exjugador blanquinegro Jaime García, el fútbol -popular o no- 'lo devora todo'.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?