Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Balance muy positivo de los primeros préstamos de bicis eléctricas y de carga

Hablamos con participantes de la campaña de préstamo de bicis eléctricas y cargo bikes que ha puesto en marcha este octubre el Ayuntamiento de Vitoria para promocionar la movilidad eléctrica para ir al trabajo y para las tareas de carga de comercios y particulares

Escucha aquí la toma de opinión que hemos realizado entre algunas de las personas que han participado en la campaña de prueba de bicis eléctricas para ir al trabajo y de cargo bikes que está desarrollando el Ayuntamiento de Vitoria.

Hablamos con la técnica del Centro de Estudios Ambientales y responsable del proyecto, Isabel Garnika Ortiz, que nos detalla -entre otras-  algunas de las condiciones que tienen que cumplir quienes participen en el programa. Se trata, por ejemplo, de garantizar un lugar seguro para aparcar la bici y, en el caso de los desplazamientos al trabajo, usarla en un 80% de los traslados. Isabel nos habla además del gran potencial de las cargo bikes para sustituir hasta en un 51% los trabajos de transporte de mercancías que se realizan en las ciudades con vehículos a motor, que son prácticamente el 100%.

De entre quienes han participado ya en la campaña, que acaba de arrancar este octubre y se va a prolongar por cuatro meses, conocemos la experiencia de Sebastián Pastor y Silvia. Ambos de la empresa Zigor. Él se enteró de la iniciativa y no le fue complicado reunir en la empresa a un buen grupo de gente dispuesta a probar una de las 6 bicis eléctricas que presta el Ayuntamiento.

Silvia, que suele acudir al trabajo en bici, se muestra encantada con el funcionamiento de la bici eléctrica y asegura que si viviera más lejos del trabajo sería una muy buena opción.

Cuenta Sebastián que dos de los compañeros que han sustituido estos días el coche por la movilidad eléctrica, se están pensando seriamente hacer el cambio. Por cierto, los principales puntos de duda para hacer esa adquisición son el alto coste de estos vehículos, la necesidad de tener un sitio seguro para aparcarlas -porque son más tentadoras para los cacos- y que pesan más que las convencionales.

En lo que respecta a las cargo bikes o bicis eléctricas de carga, el Ayuntamiento las presta por una semana. Lo hace tanto a empresas como a particulares. Óscar Moreno, es un vecino de Salburua que suele moverse en bici incluso para ir a hacer la compra. Tenía curiosidad por ver cómo funcionaban estas cargo bikes que había visto en sus viajes por Europa. Él acudió al curso de movilidad al que pueden optar las personas que solicitan el préstamo de estos vehículos y está usando su triciclo Cristiania, que así se llama el modelo que tiene, mucho más de lo que pensaba en un principio. Se puede plantear ir al mercado o al supermercado para hacer una compra grande, como la que podría hacer tirando de coche. El elevado coste de una cargo bike -4.500 euros el modelo Crisitiania- desincentiva un poco la compra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?