Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

No importa el estilo: la finalidad era lo importante y Granada se volcó con Help Me Please!

El objetivo de este año era llevar agua a Gambia a través de pozos y la creación de huertos

Deaf Django, en concierto en Granada /

Fue la Gala de Rock la encargada de afrontar el final de una semana de incesantes actividades por parte de la asociación Help Me Please y que aún en formato vespertino dio muestras de su poder de convocatoria al tener la Sala Planta Baja con un aspecto envidiable en cuanto asistencia de público, algo que se pudo refrendar los 2 días del fin de semana.

Con un total de 18 bandas que discurrirían por el escenario en formato de mini conciertos pero con un "backliner" común, algo que hizo aligerar al máximo el cambio entre grupos, dando una fluidez musical que es de agradecer. Sin duda la organización estuvo a la altura de un evento de esta magnitud, esa era la sensación generalizada tanto por participantes como por el público. Y es que además de la dos galas del Planta, hubo una serie de actos durante toda la semana pasada, que arrojan cifras como más de 100 artistas, incluyendo grupos de música, compañías de teatro, pintores, artistas plásticos, técnicos, sonidistas, iluminadores, tramollistas, regidoras, etc. Todo para dar el soporte necesario tanto a las exposiciones, como a los foros, representaciones y conciertos.

La Gala Rock la estrenamos con Deaf Django, que venían de la vecina Almería pero con un puro saber británico de los años 60, no solo por cantar en inglés si no por el sonido característico de aquella época, con composiciones propias y que sorprendió gratamente por su calidad. Con SoundBay llegó el cambio de chip, ellos saben que su estilo conecta con la gente y que su particular visión del rock lleva irremediablemente unido a que aquello acabe en una exaltación de la música en todos los sentidos.

El grupo Margaux, en concierto en Granada / Daniel Martín

Fue Café Suizo y ya siendo una hora más propicia para irse de conciertos cuando la sala se comenzó a llenar, seguidos de Nevada, una banda a la que no debemos perder de vista con ese toque contundente rockero que tanto nos gusta. Nilsson volvió a demostrar que han venido para quedarse con nosotros y seguiremos disfrutando de su directo mientras graban su primer disco.

El Niño Garbanzo nos deleitó con una cuidada selección de versiones, muy personales, que sirvió de revulsivo para poner casi boca abajo el Planta justo antes de dejar paso al 50% de Margaux, en un formato íntimo, teclado más guitarra o con guitarra más ukelele, momentos para disfrutar de sus temas desnudos, desprovistos de cualquier aditamento.

Ya en el domingo, la postrera sesión del Festival Help Me Please estuvo dedicada a la Gala de Mestizaje. Sin duda, campeona absoluta del desarrollo festivalero en el Planta Baja tanto por asistencia (se completó absoluta y literalmente el aforo) como por entrega de la masa humana a los músicos que fueron desfilando por el escenario de la mítica sala granadina.

Abrieron la tarde Los 300, una apuesta de mestizaje tecnológico donde los aparatos electrónicos convierten auditivamente para el espectador en 300 a los tres grandes músicos que la integran. Seta & Laumas nos regalaron el momento intimista de la tarde parapetados tras una guitarra y una voz femenina excepcional. Trigo Sucio vinieron a demostrar que no hay quien les gane en cuanto a propuesta de mestizaje abrasiva se refiere. Los Vecinos del Callejón nos hicieron sobrevolar de forma impresionantemente humana el continente africano, americano y europeo. Sondenadie revolucionaron al personal para dejarlo al dente para el remate de la noche.

El mismo vino protagonizado por Eskorzo, dioses, dueños y señores del mestizaje en este país, se saben líderes y se comportan como tales. Su presencia en el escenario hizo vibrar los sólidos muros del Planta Baja ante centenares de fans que los idolatran literalmente.

Especial mención merece el grupo de rock-punk que gloriosamente se coló entre el mestizaje de la tarde. Carmencita Calavera siguen demostrando allá por donde van que son el grupo más en forma del panorama musical actual. Abriendo con su ya mítica "La chumbera del amor" y cerrando, como viene siendo habitual, con "Moderna de pueblo", supusieron ese contrapunto perfecto que la tarde requería.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?