Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

Gutiérrez Carrasquilla restaurará los titulares de la Amargura

La imagen de San Juan será la primera en pasar por su taller de forma inminente, mientras que la Virgen y el Señor del Silencio se restaurarán en dependencias de la hermandad en los primeros meses de 2020

De izquierda a derecha, María Santísima de la Amargura, el Señor del Silencio y San Juan Evangelista /

El Cabildo General Extraordinario de la Hermandad de la Amargura ha aprobado este martes, 29 de octubre de 2019, la propuesta formulada por la Junta de Gobierno para la intervención de sus Sagrados Titulares, que será llevada a cabo por Enrique Gutiérrez Carrasquilla.

Tras el informe sobre el estado de conservación de las imágenes de Nuestro Padre Jesús del Silencio, María Santísima de la Amargura y San Juan Evangelista. presentado por el citado Gutiérrez Carrasquilla, se procederá por orden cronológico a las siguientes intervenciones:

San Juan Evangelista

– Limpieza superficial de rostro y manos.

– Eliminación de cera de los pies y peana.

– Reintegración de pérdidas de policromía por picotazos de alfileres.

– Optimización de la zona de inserción de los pasantes para la fijación de las manos, mediante la colocación de tubos pasantes que eviten el roce con la madera.

– Reensamblado del dedo índice de la mano izquierda y reintegración de policromía de la zona afectada.

– Consolidación de los ensambles de la peana y eliminación de la zona en degradación sustituyéndola por injertos de madera y resina epoxi.

– Colocación de piezas fijas de latón para la sujeción del embellecedor de plata de la peana.

– Sustitución de las pestañas por unas más acordes con la expresividad del rostro.

El tiempo de ejecución de estos trabajos será de 2 meses aproximadamente, tiempo en el que la imagen estará retirada del culto.

Aunque la mayoría de los trabajos podrían realizarse en las dependencias de la Hermandad, la consolidación de los ensambles de la peana así como la eliminación de la zona en degradación sustituyéndola por injertos de madera, requieren el traslado de la imagen al taller de restauración de Enrique Gutiérrez Carrasquilla.

Esta intervención se llevará a cabo durante los meses de noviembre y diciembre de 2019.

La imagen de San Juan Evangelista data de 1760 y es obra, según los historiadores, de Benito de Hita y Castillo, destacado hermano de la Sacramental de San Juan de la Palma. En 1832, Juan Bautista Petroni le recompuso los brazos y en 1893 fue restaurado nuevamente por Antonio Susillo tras el incidente que sufrió el paso el citado año en la Plaza de San Francisco. Otras restauraciones fueron realizadas posteriormente por Sebastián Santos Rojas (1933 y 1941), Francisco Buiza en 1972 y los Hermanos Cruz Solís e Isabel Poza en 1996, haciéndole una limpieza completa.

María Santísima de la Amargura

– Realización de una Tomografía Axial Computarizada (TAC) para completar el informe de conservación de la imagen.

– Limpieza superficial de rostro y manos debido a la suciedad acumulada en los últimos años.

– Fijación generalizada de la policromía incidiendo de forma especial en los bordes de la grieta del lado izquierdo del rostro. Dicha grieta, casi imperceptible a simple vista, existe desde tiempos inmemoriales, muy probablemente desde que se esculpió la imagen. Actualmente se encuentra semicerrada y no representa ningún riesgo para la imagen.

– No obstante, dependiendo del resultado del TAC, se procederá a la consolidación de la grieta del rostro y sellado de la misma, así como a la reintegración de policromía de la misma.

– Reintegración de las pérdidas de policromía producida por picotazos de alfileres en sienes y base del cuello.

– Reintegración de pérdidas de policromía en las manos (no los desgastes).

– Eliminación de las pestañas.

– Eliminación de los excesos de pegamentos en los párpados.

– Reintegración de pérdidas en estas zonas una vez eliminados los pegamentos.

– Realización y colocación de nuevas pestañas acordes con la estética tradicional de la imagen.

El TAC se realizará en breve, en horario en el que el Templo permanece cerrado, por lo que no supondrá la retirada del culto de la imagen.

El tiempo de ejecución del resto de trabajos será de 1 mes y medio aproximadamente y la imagen será retirada del culto. La intervención se realizará en las dependencias de la Hermandad, entre mediados de diciembre de 2019 y principios de febrero de 2020.

María Santísima de la Amargura es obra anónima fechada a principios del siglo XVIII, pues en los inventarios de la Hermandad de 1708 en adelante, aparece ya una Imagen “con cabeza, manos y pie de candelero”. Fue en 1763 cuando Benito de Hita y Castillo le hace nuevo cuerpo y candelero para adaptarle la posición dialogante con San Juan. En 1832 Juan Bautista Petroni le recompuso los brazos y Manuel Rossi la restauró en 1886. En 1893 Antonio Susillo restauró la imagen tras el incendio que sufrió el paso el Domingo de Ramos del citado año en la Plaza de San Francisco, haciéndole además manos nuevas. También ha sido restaurada por Manuel Gutiérrez-Cano Reyes en 1902, Emilio Pizarro de la Cruz en 1912, Sebastián Santos Rojas en 1933 y 1941, Juan Miguel Sánchez en 1949 y 1961, que restaura cuello y rostro, y Francisco Buiza en 1975 que le hizo candelero nuevo. La penúltima restauración fue llevada a cabo por los Hermanos Cruz Solís e Isabel Poza que le hicieron una limpieza completa en 1996. En 2008 la Virgen fue objeto de una intervención realizada por Enrique Gutiérrez Carrasquilla, quien estableció un nuevo sistema de sujeción en los brazos y realizó una leve fijación en el cuello de la imagen.

Nuestro Padre Jesús del Silencio

– Eliminación en distintas partes del cuerpo de exudaciones de resina de la madera adheridas a la capa superficial de policromía.

– Reintegración de soporte en mechón de cabello que cae sobre la espalda coincidente con un ensamble.

– Eliminación de manchas de las manos y reintegración de pérdidas de policromía (no los desgastes) provocadas por los besamanos.

– Reintegración de desgastes en los pies, debido al roce con las túnicas.

Estas intervenciones se realizarán en las dependencias de la Hermandad, en un plazo no superior a 10 días en los que la imagen estará retirada del culto, y se llevarán a cabo durante la Cuaresma de 2020.

El Señor del Silencio en el Desprecio de Herodes es una obra realizada por el taller de Pedro Roldán en 1698. No está documentada la autoría, pero sí posee la corporación el encargo que realizara a dicho taller para la ejecución de la talla. A lo largo de los años, la Imagen ha sufrido diversas restauraciones como las de 1881 por Emilio Pizarro de la Cruz, en 1913 y 1917 por José Ordóñez Rodríguez, en 1928 por Manuel Galiano Delgado, en 1959 y 1974 por Francisco Buiza, en 1980 por Francisco Peláez del Espino y en 1995 por Fuensanta de la Paz Calatrava en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) de la Junta de Andalucía, que le adaptó un nuevo sistema de sujeción en las articulaciones, eliminó un ataque de insectos xilófagos, resanó desperfectos en la espalda producidos en una restauración anterior y limpió la policromía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?