Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El juez aprecia indicios de criminalidad en el atropello mortal de General Dávila

El conductor atropelló a dos personas y en la resolución se recoge que tenía pautados a causa de una depresión unos fármacos, uno de los cuales puede producir mareos o sedación

El juez aprecia indicios de criminalidad en el conductor que en octubre de 2018 invadió una acera en la calle General Dávila de Santander y atropelló a dos personas a las que causó la muerte, por lo que, una vez concluida la instrucción, considera que este hombre pudo cometer dos delitos de homicidio por imprudencia.

En una resolución contra la que cabe recurso emitida por el Juzgado de Instrucción número 4 de Santander, el encargado de investigar este suceso, el juez ordena dar traslado de las diligencias al Ministerio Fiscal y a las acusaciones personadas para que soliciten la apertura de juicio oral o la práctica de nuevas diligencias.

En la resolución, a la que ha tenido acceso Efe, se narran los hechos que ocurrieron el 24 de octubre de 2018, sobre las 9.55 horas.

Ese día el conductor circulaba con su vehículo por la calle General Dávila cuando, "por causas no aclaradas", invadió la acera derecha sin disminuir la velocidad ni hacer ninguna maniobra evasiva.

El conductor atropelló a dos personas: un hombre de 60 años que acababa de cruzar el paso de peatones y una mujer de 97 que estaba dando un paseo.

El turismo, que lesionó a otras dos personas, finalmente colisionó con una farola.

En la resolución judicial se recoge que el conductor tenía pautados a causa de una depresión unos fármacos, uno de los cuales puede producir mareos o sedación. Se debe advertir a quienes lo toman de que, si tienen esas sensaciones, deben abstenerse de conducir.

Otro de los fármacos que tenía prescritos altera la capacidad de reacción y, además, puede producir somnolencia entre sus efectos secundarios, pero el conductor declaró que no había tomado este último medicamento.

También explicó que la causa por la que se orilló a la derecha hasta el punto de invadir la acera y atropellar a estas personas fue que un peatón cruzó de forma indebida.

Pero en la resolución, el juez destaca que ni las cámaras de seguridad de una entidad bancaria cercana ni ninguno de los testigos que han declarado en este procedimiento vieron a nadie que interceptara la trayectoria del turismo y obligara a este hombre a hacer una maniobra evasiva.

"Teniendo en cuenta además la total ausencia de huellas de frenada, tan solo podemos hablar de un despiste muy grave que justifica la continuación de las actuaciones por la comisión de dos delito de homicidio imprudente", señala el juez.

El magistrado determina que, con las actuaciones realizadas, se desprende que los hechos podrían constituir dos delitos de homicidio por imprudencia grave y que "existen indicios racionales de criminalidad" en el caso de este conductor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?